lunes, 14 junio 2021 05:30

Susana Díaz acusa a Sánchez de “machista” por querer echarla pese a perder las elecciones

Aunque se lleva hablando de las primarias del PSOE en Andalucía desde hace semanas, en realidad la campaña dio comienzo el pasado domingo, y finalizará el próximo domingo 13 de junio, cuando más de 46.000 militantes andaluces podrán decidir quién quieren que se ponga al frente del próximo cartel electoral en las elecciones autonómicas. Los candidatos son Susana Díaz, Juan Espadas y Luis Ángel Hierro. Susana Díaz, secretaria general del PSOE andaluz y expresidenta de la Junta, ha prendido la pólvora en plena campaña acusando a Sánchez de machista, ya que considera que el proceso que se ha iniciado en el partido para elegir el candidato a la presidencia de la Junta, se debe principalmente a que quieren sustituirla por el hecho de ser mujer.

Díaz lo ha cuestionado abiertamente, dejando caer algunas preguntas retóricas al aire que evidenciaban su opinión al respecto. Ha hecho hincapié además al hecho de que otros candidatos sí han tenido la oportunidad de repetir aun habiendo perdido las elecciones. “Hay compañeros a los que sí les han permitido seguir pese a haber perdido elecciones. ¿Por qué a mí no, si yo gané?, ¿porque soy una mujer?”, decía ante los micrófonos, durante una discurso en el municipio granadino de Campotéjar.

La campaña comenzó oficialmente el domingo pasado pero Susana Díaz lleva ya varias semanas dedicada a recorrer las diferentes agrupaciones socialistas de la comunidad, que suman un total de 807, para volver a convertirse en la candidata para presidir la Junta de Andalucía. Su competidor más fuere es Juan Espadas, que es alcalde de Sevilla y tiene el respaldo de la dirección federal que apoyó a Pedro Sánchez como candidato a la presidencia. Espadas tratará de convencer a los militantes del partido de la necesidad de un cambio dentro del PSOE, para poder colocarse al frente de la Junta, después de que Díaz perdiese las elecciones en diciembre de 2018. El otro candidato, Luis Ángel Hierro, es profesor de Economía en la Universidad de Sevilla.

SUSANA DÍAZ SE QUEDA SIN APOYOS

Desde que Pedro Sánchez le ganó las primarias a Susana Diaz, y un poco más tarde tuvo que abandonar el palacio de San Telmo, la expresidenta de la junta ha sufrido una continua pérdida de lealtades, ya que muchos de los que estuvieron a su lado se han ido situando en el ala sanchista, sumándose a su apuesta por ese ansiado cambio de liderazgo en el PSOE andaluz, que se promueve desde Ferraz.

Durante toda su carrera política, Susana Díaz afirma haber sufrido numerosas situaciones de machismo. En entrevistas ha lamentado la forma en la que se tacha a una mujer de ‘mandona’ cuando asume su responsabilidad, liderazgo y responsabilidad. También ha segura que se han utilizado los clichés del andaluz en su contra. La secretaria general del PSOE en Andalucía ha reconocido que proviene de una familia humilde y por eso no tiene ningún master. En cierta ocasión Teresa Rodríguez, líder de Podemos en la comunidad andaluza, le recriminó que hubiese tardado 10 anos en finalizar la carrera de Derecho, un comentario que le ha llevado a asegurar que no le interesa la ‘titulitis’ ni la impostura. También tuvo que enfrentarse a fuertes críticas por presentarse a las elecciones estando embarazada, algo que despertó todo tipo de cuestionamientos sobre su maternidad, incluso el hecho de que compartiese la baja con el padre de su hijo.