lunes, 21 junio 2021 03:17

Unidas Podemos propone utilizar de referencia los ingresos del último trimestre y no del último año en el IMV

Unidas Podemos ha presentado en el Congreso, este miércoles, su paquete de enmiendas a la Ley del Ingreso Mínimo Vital, en el que se propone, entre otras medidas, que se utilice como referencia los ingresos del último trimestre del solicitante, y no del último año, para “cubrir situaciones de pobreza sobrevenida”.

Según explica el grupo confederal, este paquete de medidas han sido trabajadas con la sociedad civil y los sindicatos para lograr una mejora de esta prestación que, critican, “está llegando solo a una cuarta parte de los hogares previstos”.

A su juicio, “uno de los principales errores de diseño” fue tomar como referencia el año anterior para el cómputo de ingresos de quien solicita el IMV porque, dicen, esto deja “sin acceso a la prestación a todas las personas que sufren situaciones de pobreza sobrevenida” como consecuencia de la pandemia.

“Muchas familias han tenido ingresos en el último año pero llevan varios meses sin cobrar, algo que, hasta ahora, provoca el no cumplimiento de los requisitos para la obtención del IMV”, denuncia Unidas Podemos.

SOBRE QUIENES RECIBEN AYUDAS POR DEPENDENCIA

En su opinión, esta prestación es “probablemente el avance en protección social más importante desde la Ley de Dependencia”, por lo que el grupo confederal cree que sería “indispensable” mejorar “este nuevo derecho de ciudadanía”.

Otra de estas “mejoras” que proponen, es la de incluir entre las excepciones del cómputo de rentas las ayudas públicas por encontrarse la persona en situación de Dependencia, las prestaciones por desempleo, en todas sus modalidades, las pensiones compensatorias y las anualidades por alimentos o las prestaciones o ayudas públicas orientadas a revertir la pobreza infantil.

Unidas Podemos indica que las ayudas a la Dependencia no se destinan a mejorar la situación económica de la persona, sino a proporcionarle servicios esenciales para su autonomía, por lo que creen que imputarles dichas rentas para el cálculo del IMV vulnera el principio de equidad.

Del mismo modo, no comparten que la regulación actual del IMV excluya a quienes agoten un subsidio no contributivo de desempleo (o una prestación contributiva si no tienen derecho a alguno de los subsidios existentes) y no tengan otra fuente de ingresos, o a quienes reciben pensiones compensatorias y anualidades por alimentos o ayudas contra la pobreza infantil. A su juicio, estas prestaciones pueden ser complementadas con otras ayudas.

QUIENES RECIBEN IMV DE LAS CCAA ENTRAN DE OFICIO

Del mismo modo, proponen añadir a la ley una disposición transitoria por la cual “todas las personas que a fecha de 30 de junio de 2021 sean titulares de las rentas mínimas de inserción o ayudas análogas de asistencia social concedidas por alguna comunidad autónoma” tengan “reconocida de oficio una prestación del Ingreso Mínimo Vital con efectos de 1 de enero de 2021”.

“El reconocimiento por parte de las comunidades autónomas de una prestación de renta de inserción puede considerarse indicio suficiente de una situación de vulnerabilidad como las que el Ingreso Mínimo Vital quiere atender”, recoge la justificación de esta medida.

Además, quieren que se elimine el requisito de residencia legal continuada e ininterrumpida en el país a grupos especialmente vulnerables como españoles emigrados retornados, unidades de convivencia con menores a cargo o personas solicitantes de protección internacional, entre otros.

Finalmente, reclaman la reducción a dos años el periodo de vida independiente exigido a las personas solas menores de 30 años que reclamen el IMV y que queden exentas de este requisito las personas sin hogar, reclusas, procedentes del sistema de protección a la infancia, institucionalizadas en residencias o centros de atención médica y rehabilitación, en centros de atención a inmigrantes y/o refugiados u otros dispositivos provisionales, así como aquellas con conflictividad familiar que obliga a abandonar el domicilio o víctimas de trata de seres humanos y con fines de explotación sexual.