sábado, 19 junio 2021 08:57

Calvo defiende que la mesa de diálogo es “de gobiernos”, tras pedir ERC que participe Junqueras

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido este jueves que la mesa de diálogo que se conformó hace un año y medio para abordar el conflicto catalán es “una mesa de gobiernos”, tal y como lo planteó entonces la Generalitat, ante la petición de ERC de incluir a su líder, Oriol Junqueras, que no forma parte del nuevo Govern.

Así lo ha asegurado al ser preguntada al respecto en declaraciones a los medios antes de reunirse con el presidente de la Comisión Venecia, Gianni Buquicchio, en la sede del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales-CEPC.

Esa es una mesa de gobiernos, así nos lo planteamos en su momento y así consideramos que tendrá que continuar. Se trata de tener relaciones institucionales para sacar a Cataluña de una década de deterioro y de frustración muy importante en la que la metió el independentismo”, ha explicado.

La portavoz de Gobierno, María Jesús Montero, no cerró el pasado martes la puerta a esa posibilidad de sentar a Junqueras en la mesa, aunque ya avisó entonces de que era “precipitado” hablar de esta cuestión cuando todavía no se ha convocado.

A este respecto, Calvo ha reiterado que antes de reanudar el diálogo en esa mesa de gobiernos, debe primero tener lugar la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonés, en la Moncloa, como es habitual con cada nuevo mandatario autonómico que es investido.

“FRACASO ROTUNDO” DEL PP EN CATALUÑA

Por otra parte, ha aprovechado para criticar el “fracaso rotundo” de la estrategia del PP en Cataluña, y ha reivindicado que durante los tres años que lleva Sánchez en Moncloa “no ha habido ningún salto de la legalidad por parte de los partidos independentistas catalanes”.

“Hay que valorarlo muy constructivamente gracias a que nuestra posición es la del diálogo”, ha defendido, antes de manifestar que espera que el PP “no vuelva al mismo método” de “enfrentamiento” que ha llevado al gobierno socialista a “recoger muchas tempestades”.

Así, ha defendido que este país tiene que “mantener convivencia y cohesión por procedimientos democráticos, que son el cumplimiento de la ley y la capacidad de entendimiento, aunque sean diferentes”. “Esto el PP no lo sabe hacer, y vuelve a utilizar la calle donde son unos incapaces políticamente hablando”, ha reprochado.