viernes, 18 junio 2021 07:16

CESIDA lanza una campaña para fomentar la vacunación de la Covid-19 entre las personas con VIH

La coordinadora estatal de VIH y sida (CESIDA) ha lanzado la campaña ‘Arrima el hombro. ¡Vacúnate!’, dirigida a fomentar la vacunación frente a la Covid-19 entre personas con VIH y resolver sus dudas específicas relativas a la interacción con los antirretrovirales y los efectos secundarios para desmontar los mitos existentes.

Así, el objetivo es proporcionar información fiable y contrastada sobre la seguridad y la eficacia de las vacunas frente a la Covid-19 en estas personas “para hacer frente a la sobrecarga informativa, ya que, al igual que el VIH en el pasado, la Covid-19 ha sido una enfermedad que ha estado muy expuesta a la desinformación y a toda una corriente de negacionismo”, según se ha puesto de manifiesto en la presentación de este proyecto.

De esta forma, la importancia de vacunarse para protegerse a uno mismo y proteger a los demás frente a la Covid-19 es la idea sobre la que se sustenta toda la campaña. “Utilizar la locución ‘arrimar el hombro’ como lema de la campaña no ha sido casual. Su doble significado nos daba juego para expresar a la vez la acción de acercar el brazo para recibir la vacuna y la acción de colaborar para que el objetivo de alcanzar la inmunidad de grupo se logre de manera más fácil y colectiva”, explica el director de CESIDA, Antonio Poveda.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de las principales entidades científicas en materia de VIH, GeSIDA y Seisida, así como con el aval de la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida, gira en torno a tres vídeos informativos. En el primero, se aclara que las vacunas disponibles en España para prevenir la Covid-19 son seguras para las personas con el VIH. “No existen indicios de que se produzcan más efectos secundarios en las personas con el VIH”, se puede leer en la pieza audiovisual. Asimismo, se recuerda que las vacunas no contienen virus vivo, por lo que no pueden causar COVID-19.

“No hay ninguna contraindicación relacionada con el VIH, ni ninguna preocupación sobre su seguridad. Si bien es teóricamente posible que las personas con recuentos bajos de células T CD4 puedan tener una menor respuesta inmunitaria, no hay datos disponibles sobre diferencias de eficacia vacunal”, ha señalado al respecto el presidente de CESIDA, Ramón Espacio.

NO INTERACCIONAN CON LA MEDICACIÓN ANTIRRETROVIRAL

En el segundo vídeo, se detalla que las vacunas no interaccionan con la medicación antirretroviral. Además, ni la medicación frente al VIH afecta a la eficacia de la vacuna, ni la vacuna interfiere en la eficacia del tratamiento antirretroviral.

Ya en el último vídeo, cuya intención es desmontar los mitos alrededor de las vacunas de la Covid-19, se pone de manifiesto que estas han sido desarrolladas con todos los estándares habituales de calidad, seguridad y eficacia. Por tanto, tal y como se recoge en el documento audiovisual, estas inyecciones no afectan a la fertilidad, no causan infección por COVID-19, no contienen productos animales o células humanas ni alteran el ADN.

“Tener una infección potencialmente mortal y transmisible, como es el VIH, cuyo control depende de la toma correcta de la medicación, hace que las personas con el VIH entiendan los enormes beneficios que tiene el tratamiento antirretroviral para la salud individual y para la salud poblacional. Por esta razón, vacunarse frente a la COVID-19 es reafirmar su compromiso con los cuidados que les permiten mantener una buena salud y proteger a los demás de la infección”, ha afirmado el coordinador del Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH, Juanse Hernández, una de las 75 entidades que forman parte de CESIDA.

“No hay dudas de que las personas con VIH no van a flaquear en este momento ni se van a negar a ponerse la vacuna, ya que, desde el primer momento en que se las diagnostica de esta enfermedad, en situaciones iniciales, ya se las vacuna de una serie de enfermedades para las que no tienen inmunidad; es decir, hay una gran experiencia y predisposición entre las personas con VIH para vacunarse”, ha añadido Hernández.