miércoles, 23 junio 2021 05:59

Euskadi seguirá su hoja de ruta ante “el desconcierto y la invasión competencial” del Gobierno central

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha denunciado que las modificaciones planteadas este pasado miércoles por el Ministerio de Sanidad en el catálogo de medidas preventivas contra la pandemia suponen una “invasión de competencias” y evidencian “desconcierto absoluto” en la gestión de la crisis sanitaria por parte del Gobierno central, por lo que ha asegurado que Euskadi “seguirá su propia hoja de ruta” y mantendrá las medidas actualizadas el pasado lunes por las instituciones vascas.

Urkullu ha mostrado este jueves, en declaraciones a los medios de comunicación a su llegada al Parlamento Vasco, su rechazo a la forma de actuar del Ministerio de Sanidad en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrada este pasado jueves.

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco no ha participó ni en el debate ni en la votación sobre el documento presentado por el Ministerio, que contemplaba medidas relacionadas con horarios de hostelería, ocio, eventos o cribados, por considerar que afectan a competencias de las instituciones vascas.

El lehendakari ha reiterado este miércoles que estas medidas, que desde el Gobierno central se ha subrayado que son de obligado cumplimiento por parte de las comunidades autónomas, suponen una “invasión de competencias”. “El Gobierno central debería ser consciente de que en Euskadi tenemos nuestra propia hoja de ruta, que es el Plan Biziberri”, ha manifestado, en referencia al documento que recoge la estrategia del Gobierno Vasco frente a la crisis sanitaria.

MEDIDAS EFICACES

Urkullu ha subrayado que ese documento fue compartido “con el propio Gobierno español”, y que el ‘Plan Biziberri’ se ha demostrado como un instrumento “eficaz”. “Es la hoja de ruta que tenemos en Euskadi y la que vamos a seguir”, ha añadido.

El lehendakari ha denunciado el “desconcierto absoluto” que evidencia la forma de actuar del Gobierno central, y ha solicitado un poco de “orden” ante esta situación. “No es una actitud de cogobernanza, de gobernanza compartida, de gobernanza colaborativa”, ha denunciado, tras lo que ha lamentado que el Ministerio de Sanidad haya presentado este documento de forma “unilateral” y a modo de “imposición”, sin haber realizado “un planteamiento previo” ni haber buscado el “consenso”.

Urkullu ha subrayado la “eficacia” de la estrategia frente a la pandemia elaborada por las instituciones vascas, y ha destacado que el País Vasco presenta en este momento, “como media comparativa” con el Estado español, “menos camas hospitalarias y camas UCI ocupadas y menos fallecimientos”. Todo ello con “una hoja de ruta propia” que, además, “se ha visto condicionada” por las decisiones del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y por el Tribunal Supremo.

Por otra parte, ha considerado “curioso” que el Gobierno central decidiera no prorrogar el estado de alarma e “invitara” a las comunidades autónomas a recurrir a la Justicia en defensa de eventuales recursos ante sus decisiones en materia de gestión de la pandemia, y que ahora “nos venga con este tipo de decisiones, sin consenso y como imposición”.

El lehendakari ha recordado, asimismo, que Euskadi aprobará próximamente una ley autonómica para responder frente a la pandemia. Además, ha asegurado que el País Vasco “mantiene” las medidas preventivas actualizadas el pasado lunes.

“NADA QUE SOSPECHAR” DEL PSE

Respecto a su la parte socialista del Gobierno Vasco de coalición –integrado por el PNV y el PSE-EE– comparte estas reflexiones, ha recordado que el ‘Plan Bizi Berri’ fue aprobado “de forma unánime” en el Consejo de Gobierno, y que los representantes del PSE participaron en la reunión del lunes en la que se revisaron las medidas preventivas contra el coronavirus. “No tengo nada que sospechar de la actitud del PSE como socio de coalición de gobierno; estamos hablando de un ámbito competencial y de unas actitudes del Gobierno central”, ha añadido.

El lehendakari, en respuesta a una pregunta sobre si tiene intención de trasladar al presidente del Gobierno su rechazo a lo que considera una invasión competencial, ha recordado que ya contactó con Pedro Sánchez para pedirle que prorrogara el estado de alarma. “Contestó que no, que las decisiones se adoptarían en el Consejo Interterritorial; y ya hemos visto cuál es la actitud”, ha manifestado.