martes, 22 junio 2021 07:25

Greenpeace y grupos ecologistas de Baleares convocan una concentración mañana por el Día Mundial del Medioambiente

Greenpeace, Alianza por la Emergencia Climática de Mallorca y la Asociación de Usuarios del Tren han convocado para este sábado, con motivo del Día Mundial del Medioambiente, una concentración en la Plaza de España de Palma, a las 11.00 horas, para pedir “la reinvención de la movilidad”.

En una nota de prensa, el movimiento ecologista ha reclamado que, “en un contexto de emergencia climática”, es necesario apostar por un transporte público eficiente, descarbonizado y asequible para todo el mundo, puesto que “las ciudades producen el 80 por ciento de las emisiones de gases invernadero”.

El sector del transporte, señala Greenpeace, es el que más contribuye a las emisiones en España y “muy especialmente en Baleares, donde un 57 por ciento de estas emisiones se debe a dicho sector”.

En este sentido, la portavoz del movimiento, Mar Muñoz, ha declarado que la sociedad ha considerado la movilidad como un aspecto individual, vinculado a la libertad y al estatus social, “todo gracias a la industria del automóvil, del petróleo, la construcción y el turismo”.

“La gente depende de un coche contaminante, los niños no pueden jugar en la calle porque es peligroso y respiran aire tóxico”, ha señalado la portavoz.

Las entidades ecologista pedirán durante la concentración “una correcta planificación y una ampliación” de las líneas ferroviarias en toda Baleares, así como la mejora de las frecuencias. También que se revise el sistema tarifario en el TIB, por considerarlo “insolidario y confuso”.

El portavoz de la Asociación de Usuarios del Tren, Guillem Ramis, ha recordado que la movilidad es un servicio público, “no un negocio, por lo que debe ser razonable, sostenible y equitativo”. Sólo así, ha remarcado, la gente utilizará el tren o el autobús en lugar del coche para viajar entre pueblos y centros de trabajo.

MOVILIDAD SOSTENIBLE Y LA IMPORTANCIA DE LAS ZONAS RURALES

Greenpeace ha destacado que las zonas rurales son imprescindibles en la lucha para frenar el cambio climático. Por ello, “estas zonas precisan de servicios públicos de calidad, autobuses interurbanos frecuentes y una buena red de tren”. “Son muy pocos los pueblos de Baleares que tienen acceso a los servicios ferroviarios, a pesar de que 2021 es el año Europeo del Tren”, ha aseverado.

El movimiento ha hecho hincapié en la subida de tarifas del TIB de principios de este año, pues consideran que desincentiva el uso del transporte público de los que viajan ocasionalmente.

Durante la concentración, las entidades convocantes harán cuatro demandas al Govern, empezando por un sistema de tarifas que premie al que usa habitualmente el transporte público y que no penalice a los que lo utilizan ocasionalmente.

Pedirán una mejora del servicio y las frecuencias, para que el autobús y el tren sean más competitivos frente al coche. También una adecuada coordinación entre los transportes que asegure la intermodalidad y los enlaces, así como la combinación con la bicicleta.

Por último, reclamarán una planificación de infraestructuras que aborde la ampliación de líneas ferroviarias, “en contraposición a las numerosas autopistas que se han extendido por toda Baleares”.

Greenpeace ha afirmado que la recuperación de la pandemia es una oportunidad para cambiar la forma en la que se mueve la sociedad y que “no tiene sentido que los medios de transporte menos contaminantes sean también los más caros e inaccesibles”. Por ello, reclaman que las ciudades y los países viren hacia un modelo de movilidad sostenible.