miércoles, 23 junio 2021 08:26

Guardias civiles piden una reunión con Marlaska para completar la equiparación salarial

el corte ingles

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha pedido una reunión urgente con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para completar la “equiparación” de las condiciones “laborales, profesionales y sociales” con el resto de cuerpos policiales en una concentración este sábado en la Puerta del Sol de Madrid.

El secretario general de AUGC, Juan Fernández, ha señalado que se han concentrado “miles” de guardias civiles de “todas las provincias de España” y ha criticado que Marlaska les “sigue dando la espalda” y que le Gobierno “sigue sin dialogar” con ellos.

De este modo han reclamado la “homologación” y la “equiparación” de las condiciones “laborales, profesionales y sociales” con el resto de los cuerpos policiales de España y que se les deje de aplicar el código penal militar, una norma “retrógrada” que les puede llevar a una prisión militar por “una mera discusión”.

Así, ha denunciado que cobren 71 céntimos de euro por cada hora nocturna que trabajan lo que les convierte en el cuerpo de servicios de emergencia con las “peores condiciones laborales”.

Además de la “revisión de las cantidades” hasta lograr la equiparación, han reclamado la incorporación de los guardias civiles que están en reserva sin destino y la aprobación de una ley para que “en un futuro no se vuelva a producir desigualdades salariales” ente Guardia Civil y los cuerpos policiales autonómicos como los Mossos de Esquadra.

Fernández ha recordado que en el año 2018 se firmó un acuerdo de 8 cláusulas y debe cumplirse “íntegro” y ha criticado que “no hay dialogo” con la Dirección General de la Guardia Civil y el Ministerio del Interior y se ven “abocados” a “salir a la calle” y “trasladar el conflicto a la sociedad”.

RECLAMAN QUE SE CUMPLA EL ACUERDO FIRMADO EN 2018

AUGC, asociación mayoritaria en la Guardia Civil, denuncia el trabajo sin turnos y que no se ha cumplido en su totalidad el acuerdo de equiparación salarial firmado en 2018, destinando 807 millones de euros en tres años para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Además, denuncian “diferencia de trato” en la asignación del tercer y último tramo de equiparación salarial para guardias civiles y policías nacionales. “A pesar de contar la Guardia Civil con un presupuesto mayor (59%) que la Policía Nacional (41%), la cantidad asignada a las escalas de base fue menor para la primera”, apuntan.

También se quejan del reparto en el concepto de productividad y la aplicación de una jornada laboral cuyos turnos no permiten la conciliación familiar. Entre sus exigencias también consta la falta de medios humanos y técnicos.

EL PP Y CIUDADANOS APOYAN A AUGC

A la concentración ha acudido el secretario de Justicia e Interior del PP, Enrique López, que ha afirmado que el “carácter militar” de la Guardia Civil no es incompatible” con unas “mejores condiciones” y un reconocimiento “mayor” de sus derechos laborales. En esa línea ha afirmado que si el actual Gobierno no cumple los acuerdos, lo hará el “Gobierno de Casado”, en referencia al líder nacional de su partido Pablo Casado.

También ha pedido al Gobierno que mejore las condiciones de los cuarteles, particularmente los de la Comunidad de Madrid, que están en “condiciones lamentables” que no son “propia del siglo XXI”.

En la misma línea se ha expresado el diputado de Ciudadanos Edmundo Bal, que también ha acudido a mostrar su apoyo a las reivindicaciones de los guardias civiles, un cuerpo formado por casi 80.000 hombres y mujeres que no están pidiendo “privilegios” sino “justicia e igualdad”.

EL MINISTERIO DEL INTERIOR DICE QUE HA CUMPLIDO

La versión del Ministerio del Interior como de la Guardia Civil, expuesta en diferentes comparecencias públicas, es que sí se ha cumplido con el acuerdo de equiparación salarial que supone una subida media del 20% por agente, y esto pese al escenario adverso de la pandemia de Covid-19.

“El aumento retributivo logrado no tiene precedentes en la historia del Cuerpo ni tampoco en el ámbito del sector público”, señalan fuentes del Instituto Armado. Defienden que se ha primado a los empleos de menor rango con incrementos superiores al 30% en el sueldo, frente a la escala de oficiales, donde no llega al 25% de media. En cuanto a la productividad, alegan que el 91% de la partida total se destina a las retribuciones de la escala de cabos y guardias.

Las citadas fuentes añaden que ya se camina en la dirección de aplicar la jornada por tunos –que aplican ya a nueve unidades– y también defienden que el derecho de asociación profesional, en lugar de sindicación, “cuenta con el máximo aval de las jurisprudencias nacional e internacional”, además reforzado por un real decreto en tramitación.

Otro de los aspectos que rebaten es la aplicación del Código Penal Militar, contemplado en los delitos contra la disciplina aunque las citadas fuentes precisan que esto no afecta “nunca a las relaciones con los ciudadanos y están excluidas las acciones u omisiones que forman parte de los actos propios del servicio desempeñado en el ejercicio de funciones de naturaleza policial”.

“Se trata de una antigua controversia que tiene una incidencia muy reducida”, añaden las fuentes oficiales, que señalan que “nunca se ha abierto expediente disciplinario a ningún representante de asociaciones profesionales por actividades relacionadas con su actividad asociativa”.