lunes, 21 junio 2021 18:32

Vara defiende los impuestos para construir la “igualdad de oportunidades”

el corte ingles

El presidente de la Junta y secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha señalado que su formación defiende “un país con igualdad de oportunidades” frente a la derecha que está en una “carrera desenfrenada criminalizando” el pago de impuestos.

“Hablemos de en qué país creemos y luego construyámoslo sabiendo que eso se logra con impuestos”, ha señalado Fernández Vara, quien ha insistido en que para “tener una buena sanidad hay que pagar impuestos, más los que más tienen para que reciban más los que más lo necesitan”.

“La dinámica sobre pagar impuestos no es buena, ¿cómo pagamos a los maestros y a los médicos en los pueblos más pequeños de Extremadura?, ¿lo hacemos diciéndole a la gente que hay que pagar menos impuestos? Esta carrera de regalar a la gente lo que quiere oír sin hablar de proyectos colectivos con derechos y obligaciones se equivoca”.

Así lo ha dicho Vara en declaraciones en Casar de Cáceres durante un acto público celebrado en la Casa de la Cultura y con el que el PSOE ha celebrado el 90 aniversario de la Casa del Pueblo de la agrupación casareña.

El acto ha contado, también, con la participación de Miguel Ángel Morales, secretario general del PSOE de la provincia de Cáceres, Rafael Pacheco, alcalde de Casar de Cáceres, y María Andrada, secretaria general de Juventudes Socialistas de Casar de Cáceres.

Fernández Vara ha afirmado que “ahora más que nunca” hay que abrir casas del pueblo y “hacer militantes”, porque “solo desde la corresponsabilidad la igualdad de oportunidades es posible”. “Solo así es posible alcanzar nuestros objetivos de que los jóvenes tengan trabajo y viviendas, una escuela de calidad, una sanidad con todos los nuevos tratamientos…”

“Todo eso supone defender un proyecto común y colectivo en el que todo el mundo tenga un proyecto de vida, aunque no se lo pueda pagar”, ha añadido.

El líder de los socialistas extremeños ha apuntado que el PSOE tiene 142 años, es decir, no es “una coyuntura”. “No hablamos de refundarnos cuando no nos va bien; cuando eso pasa, nos metemos en casa a discutir, porque tenemos la sensación de que tenemos que salir mejores para ser útiles a la sociedad. No ponemos en duda nuestro nombre ni nuestros valores. La derecha se refundará tantas veces como sea necesaria al servicio de sus intereses, ésa es la diferencia: proyectos individuales o proyectos colectivos”.

Fernández Vara ha señalado que los últimos 15 meses de pandemia “han sido muy duros” y ha reflexionado sobre la necesidad de vacunar a la población de “países pobres”. Además, ha incidido en la importancia en estos 15 meses de que haya habido un gobierno socialista.

“El gobierno del PP respondió a la crisis con la austeridad que provocó otros 10 años más de crisis”, ha dicho Vara, al tiempo que ha añadido que ahora el gobierno socialista “se sienta con los representantes de los sindicatos y la patronal” para poner en marcha los ICO, ERTEs, ayudas a los servicios públicos.

Entre ellos ha destacado los 250 millones de euros solo en Extremadura para sanidad, y “aunque algunos solo se quedan con si los bares cierran una hora más o menos, el trasfondo es un gobierno que ha transferido cantidades importantísimas a las regiones, por ejemplo, para educación”, ha dicho.

Para el secretario general de los socialistas extremeños, aún hay que ser “conscientes” de que se han tomado decisiones que han afectado a “sectores transcendentales”, y de que “ese daño hay que repararlo”.

“Quedan deudas por saldar con los empresarios y los trabajadores, algunos han tenido que estar en ERTEs y otros con sus negocios cerrados”, ha dicho. Por otro lado, ha denunciado que “competir unas regiones con otras no conduce a nada, es un grave error. Los sistemas sanitarios cohesionan un país, los procesos electorales han hecho de la pandemia un objetivo electoral y eso no trae nada positivo”.

Antes de comenzar el acto, Guillermo Fernández Vara ha participado en la inauguración de la sala Daniel Pacheco en la Casa del Pueblo de Casar de Cáceres. Pacheco fue alcalde socialista en 1936 y fue fusilado, junto a otros miembros del partido, solo cinco meses después de acceder al cargo.