martes, 22 junio 2021 07:46

Calvo dice que el Gobierno se ha autoimpuesto una obligación: “Mejorar democracia, libertades y derechos de las mujeres”

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha asegurado este martes que el Gobierno se ha “autoimpuesto” una obligación, que es la mejora de la democracia, las libertades y los derechos de las mujeres.

Así lo ha sostenido durante la clausura de la primera edición de los Premios Matilde Ucelay otorgados por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y que también han contado con la intervención del titular del ramo, José Luis Ábalos.

“No debería ser una opción, sino una obligación”, ha añadido Calvo, que ha recordado que “este Gobierno trata de cumplirla en todas sus áreas”. La vicepresidenta primera, como responsable de Memoria Democrática del Gobierno, también ha rendido tributo a la figura de la primera arquitecta de España, Matilde Ucelay: “Se atrevió a entrar en un campo, la arquitectura, dominado por el hombre”.

“Ella es una de esas mujeres que necesitan las otras mujeres”, ha asegurado, mientras ha recordado que, en la época no tan remota de Ucelay, “las mujeres han sufrido persecución no solo por ser mujeres, sino sobre todo por tener voz política”.

Por ello, Calvo ha afirmado que “este premio ‘dispara’ contra la invisibilidad impuesta a las mujeres”, y ha reivindicado que el galardón “restituye a Matilde en su nombre y en su honor”. En esta misma clave, Ábalos ha ensalzado a esta mujer pionera que, a consecuencia de ser miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Arquitectos de Madrid, fue condenada por auxilio de la rebelión y represaliada por el franquismo.

“A pesar de las represalias, que no torcieron su voluntad, cerca de 120 proyectos jalonaron una trayectoria que, finalmente, fue reconocida con el Premio Nacional de Arquitectura de 2004. Casi trece años después de su fallecimiento, estos premios quieren rendirle el homenaje que se merece”, ha señalado el ministro de Transportes.

En este sentido, la vicepresidenta ha afirmado que “la historia hace más fuertes a las mujeres, porque permite a las niñas tener ejemplos y a los niños a respetar”. “Cuando las mujeres alcanzamos posiciones de poder nos convertimos en seres respetados. Ucelay lo consiguió porque a ella le empujaba saber que abría espacios para otras”, ha zanjado Calvo.

Y teniendo en cuenta este legado, Calvo ha afirmado que “necesitamos arquitectas e ingenieras que cierren el círculo en la historia de la humanidad que se abrió cuando fuimos negadas”.

Para el responsable de Mitma, las mujeres deben ser protagonistas de la planificación de un modelo urbano que dé prioridad a un transporte público eficiente, para facilitar a las personas compatibilizar el trabajo remunerado con las responsabilidades de cuidado y de mantenimiento de sus hogares.

El ministro ha asegurado que el Gobierno de España está empeñado en garantizar el derecho a una vivienda digna y adecuada en ciudades cohesionadas, seguras y sostenibles que mejoren la calidad de vida de sus habitantes. Ha añadido que desde el Ministerio que dirige se defiende una nueva movilidad, que da prioridad al transporte público, al peatón y a la bicicleta, lo que supone una transición hacia una economía de bajas emisiones y cohesión social e inclusión.

GALARDÓN

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), con motivo del pasado 8M, Día Internacional de la Mujer, publicó las bases reguladoras de los Premios Matilde Ucelay, cuyo objeto es reconocer públicamente la labor de personas o entidades que han participado de manera destacada en el avance hacia una sociedad más inclusiva y equitativa en el sector de los transportes, la movilidad o el urbanismo.

El objetivo de este premio es también rendir homenaje a la primera mujer arquitecta de España, Matilde Ucelay Maortúa, que obtuvo el título en el año 1936 y que, pese a las enormes dificultades a las que tuvo que enfrentarse, desarrolló su carrera durante más de 40 años.

Los premiados y premiadas en esta primera edición son la Asociación “Ellas vuelan alto”, en favor de la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito aeroespacial; la arquitecta y directora de la Cátedra UNESCO de políticas de género en Ciencia, Tecnología e Innovación de la Universidad Politécnica de Madrid, Inés Sánchez de Madariaga; y “Vía Irún”, un proyecto de renovación urbana y de reconversión del sector productivo tradicional de Irún.