viernes, 25 junio 2021 04:52

El PP tiende la mano al Gobierno para que salga del “agujero” en que está con Marruecos

El PP ha instado este martes al Gobierno a aceptar la mano que le tiende para salir del “agujero” en que se ha metido en la crisis con Marruecos en un debate en el Congreso sobre la política exterior en el que el resto de grupos, salvo Vox, han aprovechado para criticar a los populares y no al Ejecutivo.

Pablo Hispán ha sido el encargado de defender ante el Pleno la moción resultado de interpelación presentada por el PP, en la que entre otras cosas se pide al Congreso que inste al Gobierno a recuperar “lo antes posible” la relación con Marruecos.

En opinión del popular, lo ocurrido en las últimas semanas con Marrurecos ha sido “especialmente grave”, mencionando entre otras cosas el “asalto” en Ceuta, que Marruecos haya “vetado” a España para la operación de Paso del Estrecho, que la cumbre bilateral siga sin fecha o el hecho de que no se haya ofrecido una “versión razonable y verosímil” por la acogida del líder del Polisario, Brahim Ghali, por motivos humanitarios. “Una cosa es la discreción y otra es el engaño”, ha defendido.

“La situación es grave”, ha insistido, incidiendo en que la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, no tiene interlocución con su homólogo marroquí y tiene que recurrir al ministro francés como enlace.

Frente a todo ello, el PP ha mostrado “lealtad institucional” y su líder, Pablo Casado, mostró su apoyo al Gobierno “en la defensa de la soberanía nacional y las fronteras” tras lo ocurrido en Ceuta. “Recuperar una política de vecindad, como demandamos en la moción, no es una exageración, es algo de sentido común”, ha reivindicado.

“ESTÁN EN UN AGUJERO”

“Se encuentran en un agujero y esta iniciativa les anima a dejar de cavar. Aprovechen la mano que les tendemos”, ha instado al Gobierno, defendiendo la necesidad de “recuperar el sentido de Estado en la política exterior”. “Todavía están a tiempo de rectificar”, ha opinado, animando a “reconducir” una política exterior que hasta ahora ha roto “no pocos consensos”.

Asimismo, también se ha referido a la relación con Estados Unidos, resaltando el hecho de que el nuevo presidente, Joe Biden, aún no haya hablado con Pedro Sánchez. “Sánchez no tiene quien le escriba, ni quien le llame ni quien le reciba”, ha resumido.

Hispán se ha mostrado muy crítico con la gestión de González Laya en el Ministerio, afeando el retraso a la hora de resolver la vacunación del personal del Servicio Exterior o en la designación de una treintena de embajadores que aún están pendientes. En su opinión, la ministra se encuentra “en la primera posición de salida” en la previsible crisis de Gobierno.

También desde Vox se ha criticado con dureza la política exterior del Gobierno, y en particular la crisis con Marruecos y el impás en la relación con Estados Unidos. “Las relaciones internacionales entre países se basan en intereses, no existen amigos permanentes y eso el Gobierno lo debería saber”, ha sostenido Alberto Asarta.

El diputado de Vox ha denunciado que el “Gobierno socialcomunista” está “perdido en ideas progre” y “no sabe lo que realmente le interesa a los españoles”. En este sentido, ha sostenido que en la relación con Estados Unidos “no debería guiarse por que nos caigan mejor o peor sus dirigentes”.

VOX RECLAMA CONTUNDENCIA FRENTE A MARRUECOS

Por lo que se refiere a Marruecos, ha considerado que la crisis se veía venir y lo que ha hecho el reino es “aprovechar la debilidad del Gobierno”. Asarta no ha dudado en tildar de “chantaje” la actuación de Rabat, que con los sucesos de Ceuta demostró hasta dónde puede llegar, y ha reclamado una “respuesta contundente aplicando contramedidas en los ámbitos diplomático, económico y de seguridad”.

Así, con apoyo de la UE, el Gobierno debería dejarse “de paños calientes” y hacer ver a Marruecos que “no se puede jugar con la seguridad y la soberanía del reino de España”, ha reclamado el diputado de Vox.

En nombre del PSOE ha tomado la palabra Héctor Gómez, que no ha dudado en tachar de “irresponsable” al PP por presentar una moción de este tipo en una situación como la actual. “En lugar de mostrar una posición de arrope intenta una vez más sacar rédito político. Esa es la altura que tiene el PP en España”, ha afeado.

Gómez ha sostenido que cuando era líder de la oposición en 2002 José Luis Rodríguez Zapatero apoyó al Gobierno de José María Aznar cuando la crisis de Perejil, pero en lugar de ello el PP “tienen la máxima de que cuanto peor le vaya a España mejor le irá al PP”.

Así las cosas, ha instado a los populares a que si de verdad quieren “arrimar el hombro” entonces empiecen por desbloquear la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). “Sean responsables, piensen en España, trabajen por España y no sean tan demagogos”, les ha espetado.

También el portavoz del grupo de Unidas Podemos, Antón Gómez Reyno, ha salido en defensa de la política exterior del Gobierno. “Cómo puede ser que un PP y una derecha que siempre ha sido servil y subalterna en materia exterior nos venga a decir a este Gobierno lo que tiene que hacer en política exterior”, ha cuestionado.

CRÍTICAS AL PP

En la misma línea se han expresado los portavoces del resto de grupos, arremetiendo contra el PP por la moción presentada. Así el diputado del PNV Aitor Esteban ha puesto en duda la idoneidad del momento para presentar una moción de este tipo, sobre todo en lo tocante con Marruecos, si bien también ha coincidido en denunciar que su “régimen usa a niños para fines políticos”.

El diputado vasco ha echado en cara que igual que se critica al régimen de Venezuela, con lo que se ha mostrado de acuerdo, no haya “ninguna crítica” al régimen marroquí. Así las cosas, ha puesto en duda la voluntad del PP de ayudar con su moción. “¿Es esta una manera de ayudar? Yo creo que no”, ha señalado.

Las diputadas de Junts Mariona Illamola y de ERC Marta Rosique han abundado en las críticas al PP. La primera de ellas les ha reprochado que “no saben aportar nada positivo” mientras que la segunda les ha pedido que “dejen de venderse como unos santos, revisen todo lo que han hecho durante años en el gobierno y pidan explicaciones a sus predecesores”. “Eso sería mucho más útil”, ha valorado.

En el caso de Ciudadanos, había presentado una moción al texto planteado por el PP, que lo ha rechazado. Su portavoz en esta ocasión, María Carmen Martínez Granados, se ha mostrado crítica tanto con populares como con socialistas a los que ha acusado de falta de estrategia en política exterior, de acciones inconexas y de incapacidad para adaptarse a la política exterior del siglo XXI.

Al PP le ha reprochado también que es “incapaz de promover ningún cambio para responder a las necesidades” actuales y ha dejado claro que su partido no respaldará esta “moción vacía” en la votación prevista para el jueves.