martes, 22 junio 2021 22:11

La pandemia no frena los viajes y fiestas privadas de los futbolistas que pagan por chicas

La pandemia ha dejado al ocio nocturno legal en tinieblas sin embargo, las fiestas clandestinas no han cesado ni en los momentos más críticos de la pandemia. Las celebraciones privadas de futbolistas y grandes empresarios en las que pagan a chicas atractivas por ir, no han dejado de organizarse ni con el toque de queda vigente. Como ha podido comprobar MONCLOA.com, las privadas han ido sucediéndose a lo largo de los meses pandémicos en locales, chalets de lujo y polígonos industriales en los cuales han burlado los controles policiales ya que había restricciones de movilidad a partir de las 22 horas. Estas fiestas han contado con la presencia imprescindible de chicas de imagen que eran contactadas a través de un grupo de WhatsApp en el que tres individuos ofrecen alrededor de 10 euros la hora por estar en una de estas fiestas ilegales donde no se cumple ninguna medida de seguridad para evitar contagios por coronavirus.

Las privadas con la presencia de chicas de imagen se han ido sucediendo de forma sistemática durante meses, nada de tener en cuenta la evolución epidemiológica de la pandemia, prácticamente a diario se ha organizado alguna reunión de este tipo. El grupo de imágenes de Madrid no ha parado de funcionar y de ofrecer “trabajo” a las chicas a pesar de la pandemia. Como se puede comprobar en los mensajes de estos individuos, las mujeres que quisieran ir a estos eventos, en los que no se garantiza la seguridad sanitaria pertinente, tenían que enviar fotos de sí mismas previamente para conseguir la aprobación de los clientes. Una vez confirmadas por los empresarios y futbolistas que las pagan podían acudir a la fiesta ilegal. “No te daban la dirección de la fiesta hasta que estuvieras confirmada y de camino, tampoco te la daban exacta, en cuanto llegas a la zona te recoge uno de los organizadores y de forma disimulada, rápida y silenciosa te metía en la fiesta”, nos cuenta una de las asistentes que ha asistido a varias privadas.

Como se puede apreciar en el vídeo, en la fiesta no se cumplía con ninguna medida de seguridad. Era una celebración sin mascarilla, sin aforo, sin distancia y en definitiva sin ningún tipo de seguridad contra el coronavirus. Tampoco las chicas podían irse libremente, tenían que pedir permiso para marcharse, ya que el local permanecía cerrado para evitar la presencia de la policía. Bajo llave, las chicas permanecían en la fiesta donde se relacionan con los clientes que han pagado por su presencia. “Una vez acabada la fiesta, hacemos la cola y cobramos lo acordado en efectivo. Si te vas antes de la hora prevista no cobras”, nos cuenta una de las chicas asidua a este tipo de fiestas que prefiere mantener al anonimato tras haber sido amenazada con no contar lo que ocurre en estos eventos.

VIAJES CLANDESTINOS CON LAS FRONTERAS CERRADAS

Pero las fiestas privadas, también en época Covid, no son solo las únicas propuestas que han recibido las chicas de imagen de Madrid. También se les ha ofrecido ir a viajes en los que se organizan fiestas en otro país aún en el momento en el que las fronteras estaban cerradas hasta entre provincias. Las restricciones del momento obligaban a viajar con un motivo justificado, con una PCR negativa y solo se podía ir a ciertos destinos.

“En Milán estuvimos en una villa de lujo con varios futbolistas, la noche del sábado hicimos una fiesta y el domingo volvimos a Madrid, cobramos 200 euros”

Desconocemos si acudir a una privada de unos futbolistas es un fundamento de peso, pero sabemos a ciencia cierta que este ha sido el motivo real por el que muchas chicas jóvenes y atractivas han viajado al extranjero. Este es el caso de un viaje a Milán el pasado 3 de marzo de 2020 en el que decenas de chicas volaron desde la capital hasta la ciudad alpina para ir a una fiesta con los jugadores de un equipo de Serie A. “Nos llevaron a varias chicas de imagen a Italia, pensábamos que íbamos a París pero en el aeropuerto nos cambiaron el destino. En Milán estuvimos en una villa de lujo con varios futbolistas, el sábado hicimos una fiesta y el domingo volvimos a Madrid, cobramos 200 euros. Los organizadores nos arreglaron todos los justificantes”, nos cuenta una chica de imagen que realizó este viaje a Italia del que se lucraron los individuos que la contactaron.

Pero este viaje a Milán no ha sido el único: “Chicas, la que quiera ir a Roma mañana lunes y volver el martes en una villa con todo pagado que me escriba por privado”, es otra de las propuestas que se les ha ofrecido a las chicas. En ocasiones, en estos viajes “no se cobra ya que es un viaje con todo pagado”, sin embargo, los individuos que llevan a las chicas sí lo hacen. En otros casos, como el de Milán, si se cobra y al tener que salir fuera de España el precio asciende. Mientras la curva de contagios oscilaba y las UCIs se llenaban, estos viajes se sucedían paralelamente burlando las restricciones y sin garantizar la seguridad de las chicas que son contactadas por individuos que se lucran de su imagen.