viernes, 18 junio 2021 02:22

Ventajas de hacerse un injerto capilar en verano

Hay muchas dudas sobre hacerse un injerto capilar en Madrid en verano debido al calor, sobre todo porque el sol y la sudoración afectan al postoperatorio, aunque esto es algo que podemos controlar no saliendo en las horas más calurosas del día.

De hecho, se puede decir que en el verano de Madrid a nadie le apetece salir de casa cuando el sol está en lo más alto, así que la recuperación se dará igual siempre que tengamos la precaución de evitar el sol y la sudoración que produce el calor.

El postoperatorio es igual en verano y en estas fechas podemos descansar

Hay que tener en cuenta que durante el verano lo normal es que tengamos unos días de vacaciones, al menos un par de semanas. Esto nos permite recuperarnos bien en casa del injerto capilar con técnica FUE, puesto que ningún médico nos va a conceder una baja para hacernos una operación de estética.

Durante el verano estamos más animados y en el siguiente podremos lucir el pelo

En las operaciones influye mucho el estado de ánimo. La recuperación no es la misma en época estival, cuando hace sol, buena temperatura y hay luz durante muchas horas que en invierno, cuando el ambiente es más deprimente.

Esta luz nos ayudará a no desanimarnos en lo que los expertos llaman shock loss, que es un periodo en el que el pelo injertado se comienza a caer.

Este periodo acaba en tres meses y el resultado final del injerto se ve al año, lo que significa que durante el verano siguiente vamos a poder presumir del pelo que nos han injertado.

Madrid es una ciudad con mucha oferta de ocio

Para hacernos el injerto tendremos que pasar unos días en Madrid, una ciudad que durante el verano es tranquila, pero que a la vez tiene una enorme oferta de ocio de la que vamos a poder disfrutar antes del injerto y en cuanto pasen los primeros días si decidimos quedarnos en la ciudad.

Además, este verano con la pandemia no es una buena idea salir del país, así que es mejor ir a Madrid, ciudad a la que podemos acudir sin ningún tipo de restricciones y sin presentar documentación.

Después de hacernos el injerto hay que seguir una serie de pautas

Madrid es una ciudad excepcional que invita al ocio, pero el posoperatorio de un injerto capilar se debe hacer de una forma adecuada, siguiendo las indicaciones de la clínica para que no perdamos el pelo que nos acaban de implantar.

El sol será nuestro enemigo durante los diez primeros días, algo que no es un problema en la capital de España, en donde hay una enorme oferta de ocio nocturno. A partir del décimo día podemos salir de día, pero cubriéndonos la cabeza con gorras o sombreros muy holgados.

Debemos evitar los baños en la piscina durante el primer mes y aunque podamos salir de día, el sudor es otro de los enemigos del pelo recién implantado, lo que significa que está prohibido el deporte durante el primer mes. Sí que podemos caminar, trotar, etc. a partir del décimo día tras la intervención, pero de forma suave para no sudar.