jueves, 5 agosto 2021 20:30

Cultura establece como requisitos para ayudas al cine los subtítulos y la audiodescripción

El Ministerio de Cultura y Deporte ha establecido como requisito de acceso a las ayudas a largometrajes el que estos cuenten con subtitulado especial y audiodescripción, como recursos normalizados que permitan la accesibilidad universal de las películas.

Así lo recoge en la Orden, publicada en el BOE hace unas semanas, por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas a la distribución de películas.

En el texto, el departamento que dirige José Manuel Rodríguez Uribes, recuerda que en año anteriores estos recursos se consideraban como “un criterio de valoración”, pero no como una exigencia.

“Las películas objeto de solicitud deben incluir, como medidas de accesibilidad universal, los sistemas de audiodescripción y subtitulado especial que cumplan las normas UNE correspondientes“, detalla el texto.

Del mismo modo, en el artículo relativo a la distribución en soporte videográfico o Internet, Cultura indica que se podrán convocar ayudas a la distribución de estas películas “siempre que incorporen sistemas de audiodescripción para personas ciegas y con discapacidad visual y sistemas de subtitulado especial y/o de lengua de signos para personas sordas y con discapacidad auditiva, con las condiciones y requisitos que se establezcan en cada convocatoria.

CUOTA DE EMPLEO A PERSONAS CON DISCAPACIDAD

En la Orden, también se incluye una referencia expresa a la necesidad de que las empresas cumplan con la obligación sobre la cuota de reserva de puestos de trabajo para personas con discapacidad, en el caso de que les sea aplicable, tal y como establece el decreto ley, por el que se aprueba el Texto Refundido de la ley general de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.

En concreto, se exige que para acceder a las ayudas se acredite dicho cumplimiento mediante la aportación de una declaración responsable al efecto.

La Confederación Española de Familias de Personas Sordas (Fiapas) ha mostrado su “satisfacción” por estas medidas, especialmente por la incorporación del subtitulado como requisito para acceder a lasayudas que, según ha indicado, ha sido una de sus reivindicaciones desde hace años.

AÚN QUEDAN “VACÍOS”

Según señala, desde 2007, la entidad ha puesto de relieve ante el Ministerio de Cultura que las ayudas públicas se deben invertir en “productos audiovisuales y cinematográficos accesibles para todas las personas”.

“Por ello, nuestra satisfacción con esta nueva Orden, con la que queda alineado el sistema de ayudas con la cadena de la accesibilidad audiovisual: producción y distribución”, ha insistido.

Aun así, Fiapas reconoce que siguen existiendo “vacíos” en el ámbito de la exhibición, ya que no existe la obligatoriedad de que las salas de cine sean accesibles.