domingo, 1 agosto 2021 08:49

El PSOE buscará que el Congreso condene las amenazas de muerte a cargos públicos

El PSOE quiere que la Comisión Constitucional del Congreso condene este miércoles las amenazas de muerte que han recibido distintos cargos públicos en los últimos tiempos así como los discursos de odio, y se reafirme en su defensa de los valores constitucionales.

Así se recoge en la proposición no de ley que los socialistas, a través de su secretario de Transparencia y Democracia Participativa, Odón Elorza, registraron en la Cámara Baja el pasado 5 de mayo, tan sólo un día después de las elecciones en la Comunidad de Madrid.

Unas elecciones cuya campaña estuvo marcada por las cartas con balas que recibieron el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska; la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y los candidatos de Podemos, Pablo Iglesias, y del PP, Isabel Díaz Ayuso, así como la que contenía una navaja ensagrentada que se envió a la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Pero también por los altercados violentos que tuvieron lugar durante un mitin de Vox en Vallecas, que dejó cerca de una veintena de heridos y diversos detenidos, entre ellos dos personas de la seguridad de Podemos.

Frente a esto, el PSOE propone en su iniciativa, que el Congreso condene estas amenazas de muerte, pero también los discursos de odio que promueven la violencia, el racismo, la xenofobia, el desprecio y la intolerancia hacia el adversario político por suponer un “ataque” al Estado de Derecho y los principios democráticos.

NO CITAN A NINGÚN PARTIDO

En su texto, donde no se señala a ningún partido en concreto, los socialistas sí denuncian que “las palabras, campañas y gestos que forman parte del discurso de odio practicado por un partido político ni son gratuitos ni pasan desapercibidos” a la sociedad.

“Al contrario, degradan los valores democráticos, extienden la intolerancia y el miedo, atacan el pluralismo y la diversidad y van calando peligrosamente de manera continuada en sectores de la ciudadanía hasta que un día estallan –ejemplos hay sobrados en la historia reciente– y sus consecuencias pueden ser demoledoras para el sistema de convivencia democrática”, apuntan.

Y es que, según señalan, la exaltación de posiciones “extremistas” y de estrategias de división y polarización no sólo fomentan el odio y la confrontación, sino que crean además “un calvo de cultivo para que un grupo de extremistas o un exaltado lobo solitario pueda cometer un atentado”.

Por ello, en medio de una pandemia y en una etapa histórica “plagada de incertidumbres”, el PSOE considera necesario que el Congreso se reafirme en su defensa de los valores y preceptos constitucionales que hacen posible la convivencia democrática y el respeto a la dignidad de las personas, como así lo plantea en su iniciativa.