sábado, 31 julio 2021 14:30

Gamarra ve al Gobierno como el “tonto útil” del independentismo

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, ha acusado este miércoles al Ejecutivo de estar “sometido” al independentismo y de haberse convertido en el “tonto útil” que usan los secesionistas catalanes para conseguir sus propósitos, una crítica a la que la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha replicado subrayando que si hay alguien “sometido” es el PP a Vox, como demuestra que hayan “tropezado por segunda vez con la piedra de Colón”.

La manifestación contra los indultos a los condenados por el ‘procés’ que tuvo lugar el domingo en la citada plaza madrileña ha estado muy presente en el duelo entre Gamarra y Calvo en la sesión de control al Gobierno.

Gamarra ha incidido en la tesis de que Pedro Sánchez usará los indultos para “alargar todo lo que pueda la legislatura” gracias al apoyo de los independentistas y se ha quejado de que, encima, el Gobierno tenga “el cinismo de dar clases de moral mientras cocina este montaje inmoral”, hablando de “convivencia y magnanimidad” cuando sólo trabajan por su propio “bienestar”.

Lo hacen, según Gamarra, con unos aliados que sólo buscan “socavar los cimientos del Estado de Derecho. “Para los independentistas el Gobierno se ha convertido en el tonto útil para destruir la legalidad vigente en Cataluña y en el resto de España”, ha sentenciado, haciendo alusión al “plan oculto” de ERC del que “parece que el Gobierno no se quiere enterar”.

QUIEREN ACORRALARLES

Buscan acorralarles para forzar una declaración unilateral de independencia”, ha advertido la ‘popular’, para quien la mesa de diálogo sobre Cataluña, “al margen de las instituciones”, es “la alfombra roja” que el Ejecutivo pone a los independentistas “para que al final se salgan con la suya”.

“¿Por qué se somete el Gobierno al independentismo?”, ha remachado, a lo que Calvo ha contestado que el Gobierno, “a través de la Constitución, sólo se somete al resultado de las urnas”.

Después, ambas han culpado al partido de la otra de ser el responsable de la situación provocada por el problema catalán. “España vive una crisis institucional de primer orden promovida por el Gobierno”, ha dicho Gamarra, echando de menos a la Carmen Calvo con la que el PP pactó la aplicación del artículo 155.

También ha espetado a la vicepresidenta que “la calle no es patrimonio” de la izquierda y que el domingo “los españoles se manifestaron para decir que en su nombre no se indulta a delincuentes”. “La moneda que están dispuestos a pagar por permanecer en el poder es lo que más caro le va a salir a los españoles en términos de convivencia en la historia de nuestra democracia”, ha rematado Gamarra.

RESIDUALES EN CATALUÑA Y EUSKADI

Pero la vicepresidenta le ha recordado que era el PP el que gobernaba cuando, con su “desidia”, “se rompió la legalidad en Cataluña” y ha tachado de “incoherente e irreal” el discurso de los ‘populares’, a los que ha atribuido “un problema casi genético”: “No saben estar en la oposición, aceptar el resultado de las urnas y saber que gobiernan otros”.

Después, ha insistido en que al PP no le interesa “cómo abrochar Cataluña a España” y por eso es ya un partido residual en esa comunidad, y que no tiene proyecto territorial para España, y por eso tampoco “pintan nada” ya en el País Vasco.

“Cuando hablan de la unidad territorial de España no son creíbles y no lo son porque están sometidos a la ultraderecha, han perdido el rumbo y la identidad de lo que tiene que hacer este país y lo dejaron claro el domingo tropezando dos veces con la piedra de Colón”, ha zanjado Calvo.