miércoles, 4 agosto 2021 10:35

ONG de migrantes piden una Europa hospitalaria y defensora de los DDHH

el corte ingles

Las organizaciones del Sector Social de la Compañía de Jesús en España (Red Mimbre, Servicio Jesuita a Migrantes, Alboan y Entreculturas) han reclamado este jueves una Europa de hospitalidad y de defensa de los derechos humanos, frente a las tensiones políticas y sociales.

Estas ONG han impulsado la iniciativa ‘Caminos de Hospitalidad’, con motivo de la celebración, el 20 de junio, del Día Internacional del Refugiado, que ha nacido inspirada en el legado del jesuita Frans Van der Lugt, que vivió 50 años en Siria, en donde realizaba caminos de fraternidad con personas de diferentes orígenes y creencias religiosas.

“En homenaje a ello seguimos promoviendo caminos para simbolizar esa esencia de unidad de los pueblos más allá de ideologías, creencias religiosas, origen o género”, ha declarado la directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de Entreculturas, Raquel Martín.

Las entidades organizadoras han criticado el contexto actual “caracterizado por tensiones sociales y políticas provocadas por la Covid-19 y por otras crisis estructurales que se prolongan en el tiempo” y que, advierten, “afectan en mayor medida a los colectivos más vulnerables” y “lleva a miles de personas refugiadas” a salir de su país y vivir “situaciones de desprotección, discriminación y de vulneración constante de sus derechos”.

“Son caminos peligrosos en los que arriesgan e incluso pierden la vida y buen ejemplo de ello son las recientes imágenes de miles de personas que tratan de llegar a las Islas Canarias y Ceuta”, señalan.

RECLAMAN UN PACTO POR LA HOSPITALIDAD

El delegado del Sector Social de la Compañía de Jesús, Luis Arancibia, ha explicado que, ante esta realidad, la sociedad no se puede conformar y ha reclamado un Pacto por la hospitalidad que permita, tanto a ciudadanos como a la clase política, “ponerse en el lugar de las personas refugiadas y desplazadas” y a “movilizarse por los valores de la hospitalidad y la acogida digna”.

En este sentido, el coordinador de Cooperación Internacional de Entreculturas, Pablo Funes, ha recordado que, a mediados de 2020, el 3,6% (280.6 millones) de la población mundial estaba residiendo en un país distinto al de nacimiento y, de ellos, 79,5 millones (alrededor del 1% de la población mundial) son personas que se han visto forzadas a hacerlo.

Las causas que provocan la huida de las personas desplazadas forzosamente, los obstáculos que se encuentran en el tránsito y las condiciones a las que se enfrentan en el país de destino sitúan a los refugiados y migrantes en situaciones de desprotección, discriminación y de vulneración constante de sus derechos, advierten las ONG.

Estas situaciones se han visto en el testimonio de Sineyi Zambrano, venezolana y solicitante de asilo en España, que ha relatado su historia en la rueda de prensa. “Hace tres años que llegué a España y ahora siento que estoy comenzando mi camino, que estoy construyendo mi futuro. Es fundamental para nosotras (ella y su hija) sentirnos acogidas, acompañadas y sentir que hay personas e instituciones que se preocupan por nosotras” ha explicado.

CINCO BRECHAS POR CERRAR

La historia de muchos refugiados ha constatado a las ONG que existe una necesidad de cerrar, al menos, “cinco brechas”, que han sido presentadas por el coordinador del Área de Hospitalidad del Servicio Jesuita de Migrantes, Jaime Pons.

Estas son, la brecha del viaje, ante la ausencia de vías seguras y legales; la de las fronteras, donde se deben respetar los derechos humanos; la de la inclusión para evitar desprotección e irregularidad; la de construir tejidos sociocomunitarios; y la brecha de convivencia para construir nuevos discursos, valores y modos de convivencia.

Quien quiera sumarse a la iniciativa ‘Caminos de Hospitalidad’ puede hacerlo a través de diferentes proyectos que se encuentra en la web www.hospitalidad.es o a través de #SumoMiCamino.