domingo, 1 agosto 2021 10:50

¿Qué podemos hacer para ahorrar en la factura de la luz?

El día uno de junio las tarifas luz sufrieron un cambio que ha provocado un terremoto en el país, pues ahora el precio varía cada hora de manera real y poner una lavadora puede ser un 50% más caro si la ponemos a las nueve de la noche o la una de la madrugada.

Por eso, todos estamos pensando en cómo podemos ahorrar, puesto que las horas más caras son aquella en las que más electricidad gastamos.

Cambiar la cocina a una de gas

La inmensa mayoría de hogares cuentan con cocinas eléctricas, vitrocerámicas o de inducción, algo que ahora no parece tan buena idea.

Estas cocinas eléctricas son más seguras y mucho más fáciles de limpiar, pero ha llegado el momento de valorar si una cocida de gas no sería mejor opción.

El gas es mucho más económico y si hablamos de botellas de propano o butano, duran más de un mes cocinando a diario en una familia de cuatro miembros.

Si nos decidimos por este tipo de cocina hay que saber que necesitamos una rejilla de ventilación y que la instalación del gas la tiene que hacer una persona autorizada.

Podemos decir que perdemos comodidad, pero ahorramos mucho dinero en electricidad.

Enchufes inteligentes para el termo de agua

El termo de agua eléctrico está presente en muchos hogares y es uno de los electrodomésticos que tiene un consumo energético más alto.

Por suerte, podemos colocar un enchufe inteligente que vale alrededor de 15 euros, para poner a calentar el agua en las horas en las que la electricidad es más económica.

Solo tenemos que programar el enchufe una vez desde la app y olvidarnos. Desde ese momento el termo solo funcionará en las horas que nosotros queramos.

¿Podemos lavar y secar la ropa en fin de semana?

De lunes a viernes la electricidad más barata la tenemos en la madrugada, unas horas poco adecuadas para ponerse a lavar la ropa y a secarla.

Deberíamos dejar de dormir y además a los vecinos, si vivimos en un piso, no les haría demasiada gracia despertarse por el ruido y la vibración de la lavadora.

Una buena manera de ahorrar, puesto que la lavadora y la secadora son grandes consumidoras de electricidad es pasar sus consumos al fin de semana, lo que quiere decir guardar la ropa sucia durante la semana para lavarla y secarla el fin de semana, además de hacer lo mismo con la plancha.

No todo el mundo puede hacerlo, pero solo con reservar una buena parte de la ropa para lavarla el fin de semana notaríamos una gran rebaja en la factura.

Evitar, siempre que podamos, consumir electricidad en horario punta

En el tramo punta el precio de la electricidad está disparado, así que hay que desplazar los consumos a los horarios más económicos.

No hablamos de no encender la luz del pasillo durante el horario punta, pero sí evitar dentro de nuestras posibilidades, usar aquellos electrodomésticos que más energía consumen, como hornos, cocinas, lavadoras, secadoras, radiadores, etc.

Es imposible no consumir nada en horario punta, pero sí que podemos organizarnos para que el gasto de electricidad en este periodo sea el menor posible.