sábado, 31 julio 2021 09:02

El Gobierno propone a Gabriel Ferrero para presidir el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial

El Gobierno ha propuesto a Gabriel Ferrero, actual embajador en misión especial para la Seguridad Alimentaria, para presidir el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA), la principal plataforma dentro del sistema de Naciones Unidas para la lucha contra el hambre, según ha informado este viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El anuncio de la candidatura se hizo durante la conferencia de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que ha tenido lugar esta semana, y en la última reunión informal de ministros de Desarrollo de la Unión Europea del pasado lunes.

La elección del presidente del Comité, cuyo objetivo es apoyar a los países en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en materia de seguridad alimentaria y nutrición, tendrá lugar en su 49 reunión del próximo 11 al 14 de octubre.

Ferrero ocupa su actual cargo desde abril y con anterioridad era director general de Políticas para el Desarrollo Sostenible en el Ministerio. Desde Exteriores resaltan que su carrera profesional ha estado dedicada íntegramente al desarrollo sostenible y a la cooperación internacional.

Así, participó en la construcción de la Agenda 2030 y en el impulso del Reto de Hambre Cero durante su etapa como asesor del anterior secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, cuando fue coordinador del Equipo de Tarea de Alto Nivel de la ONU para la Seguridad Alimentaria Global y jefe de la oficina del Representante Especial de las Naciones Unidas en la materia.

Además, de cooperante, investigador y académico, es también profesor en excedencia de la Universidad Politécnica de Valencia y autor de más de 50 publicaciones.

Ferrero reconoce que presidir el CSA es un cometido de gran responsabilidad, ya que su finalidad es garantizar “uno de los derechos humanos más esenciales”, que es la alimentación. En esta labor, subraya asimismo la importancia de transformar los sistemas alimentarios “para contribuir a la erradicación de la pobreza, la lucha contra el cambio climático, la desertificación y a la conservación de la biodiversidad”.

Con la participación de la sociedad civil y del sector privado, el CSA adopta acuerdos, directrices y recomendaciones globales sobre políticas, basadas en la evidencia científica, sobre las cuestiones más relevantes para la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, ha explicado Exteriores. Sus orientaciones son elevadas a las Asamblea General de la ONU y a la conferencia de la FAO.