sábado, 24 julio 2021 12:20

Detenido tras escaparse del hospital y permanecer 23 horas subido a una grúa

La Policía Nacional ha detenido este sábado a una persona que se había fugado del Complejo Hospitalario de Navarra, provocando lesiones a dos agentes, centro en el que había sido ingresado después de permanecer 23 horas encaramado a una grúa en Pamplona amenazando con precipitarse.

Los investigadores y negociadores de la Jefatura Superior de Policía de Navarra, apoyados por otro experto negociador desplazado desde Madrid, consiguieron a las 22.00 horas de ayer viernes que un varón de origen magrebí descendiera de una grúa de obra, a una altura equivalente a nueve pisos, a la que se había subido esa medianoche.

Desde el inicio del suceso, se estableció por parte de la Jefatura Superior de Policía de Navarra, en colaboración con Policía Municipal de Pamplona, un dispositivo de seguridad en las proximidades del lugar de los hechos, contando con el apoyo de Bomberos y Ambulancia 112.

Según ha explicado la Policía Nacional, los hechos comenzaron cuando el detenido, que se encontraba hablando con su madre, “quien intentaba convencerle para que retomase el tratamiento médico con el que combatir la enfermedad crónica que padece”, huyó ante la presencia de una dotación de Policía Municipal de Pamplona. En este momento, se dirigió a un edificio que está en obras en la calle Navas de Tolosa, subiendo por las escaleras interiores del mismo y, tras acceder a la grúa, continuó la subida hasta el punto más elevado.

Durante 23 horas se mantuvieron por parte del negociador y del equipo de apoyo (compuesto por psicólogo y sanitario) conversaciones de manera continuada con este hombre, quien rechazó continuamente descender y que subía y bajaba de manera repetida desde lo más alto de la grúa hasta poco más abajo de la mitad. “En ningún momento el varón quiso aceptar la comida y/o bebida que le fue ofrecida de manera insistente, verbalizando su intención suicida”, ha explicado el cuerpo policial.

A las 22.15 horas, se logró que el implicado desistiese de su actitud y aceptase la propuesta ofrecida por el negociador del Cuerpo Nacional de Policía, siendo trasladado por el servicios médico al Complejo Hospitalario de Navarra.

Sin embargo, sobre las 1.30 horas, esta persona salió corriendo con la intención de abandonar el centro médico, provocando lesiones a dos agentes policiales que salieron en su persecución, sin que pudieran detenerle.

Sobre las 7.00 horas, y gracias a la colaboración ciudadana, fue localizado en la estación de autobuses de Pamplona, donde fue detenido por un delito de atentado contra agente de la autoridad y ingresado de nuevo en el Complejo Hospitalario de Navarra.

De todas las actuaciones policiales ha sido informado en todo momento el Juzgado de Instrucción de Guardia.