domingo, 25 julio 2021 19:46

Jubilarte con Ábalos tiene premio: Transportes se gasta 324.260€ en un plus para su personal

Para el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, jubilarse con él tiene premio. El PSOE entiende que si eres un albañil o un policía, no tienes derecho a esta bonificación. Sin embargo, el también secretario de Organización del PSOE considera que si has trabajado con él en el ministerio, te mereces un plus por haberte jubilado en 2020. El ministro ha destinado 324.260 euros para pagar una bonificación a quienes decidieron dejar de trabajar el año pasado. Él los llama “premios”. Y esos “premios” los pagará con el dinero de todos para los suyos. En total, esta ayuda se formalizará con 1.900 euros para cada jubilado en 2020 que estuviera trabajando en el Ministerio de Transportes.

Lo han debido de hacer muy bien, pues además de ser funcionarios se han ganado un plus gracias a su ministro, aunque es cierto que hay que tener en cuenta algunas cuestiones, como el hecho de que hay que solicitar la ayuda, no lloverá. Pero no hay que preocuparse, pues el ministerio ha dejado a los suyos 30 días naturales para que puedan rellenar el anexo correspondiente para solicitar la ayuda de hasta 1.900 euros extras por haberse jubilado en 2020, año en el que estalló la pandemia. Pero si no está al corriente de sus obligaciones tributarias, no podrá optar a la ayuda.

Una sola hoja para que los jubilados puedan optar a esos 1.900 euros cada uno que suman el total

El anexo es sencillo de rellenar. Una sola hoja para que los jubilados puedan optar a esos 1.900 euros cada uno que suman el total. “Teniendo en cuenta lo determinado en el apartado segundo de las Bases Reguladoras, la Resolución de adjudicación determinará la cuantía individual que corresponda a cada adjudicatario, que será el resultado de dividir el importe de la dotación económica que figura en el concepto presupuestario al que se refiere el apartado anterior, entre el número de solicitantes que reúnan los requisitos, con un importe máximo de 1.900 euros para cada beneficiario de la ayuda”, detallan en el documento en el que Ábalos concede las ayudas.

En total, se estima que entre 170 y 200 personas opten a estas ayudas por el mero hecho de haberse jubilado en 2020. La motivación o justificación de las mismas, se nos escapan. No tienen por qué ser funcionarios que hayan aprobado el famoso examen, sino que con el mero hecho de haber trabajado en ese ministerio y el haber coincidido con el titular actual, tienes premio. Un plus por la cara. Sin más.

“Premios por jubilación al personal del Departamento” por un importe de 324.260 euros. Así se llama el desembolso que ha hecho con el dinero de todos el secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes. “De acuerdo con lo establecido en el apartado sexto de las Bases Reguladoras, la Unidad encargada de la tramitación de estas subvenciones es la Vocalía de Relaciones Sindicales y Acción Social, integrada en la Subdirección General de Recursos Humanos de la Dirección General de Organización e Inspección. La concesión de las mismas se realizará, a propuesta de la citada Vocalía, por la Subdirección General de Administración y Gestión Financiera”, aclaran desde el ministerio.

“La presente convocatoria se resolverá en un plazo no superior a tres meses contados desde el día siguiente al de la finalización de la presentación de solicitudes. La resolución de concesión, que será publicada, al menos, en la Intranet y en los tablones de anuncio de este Ministerio, pondrá fin a la vía administrativa, pudiendo ser objeto de recurso potestativo de reposición o ser impugnada directamente ante el orden Jurisdiccional Contencioso-Administrativo” aclaran.

EL DERROCHE

El derroche en lo público no solo afecta a Transportes. También a Igualdad y a otras carteras conocidas. La ministra de Igualdad, Irene Montero, sigue mandando youtubers a Andorra. Al menos es la sensación que se tiene dentro de los partidos de la oposición. Si alguien se pregunta qué hace Montero con sus 451 millones de euros anuales, la respuesta está en estos pequeños regalos a dedo que su ministerio concede. En este caso, en plena pandemia, Montero ha visto oportuno conceder una subvención de 50.000 euros a una asociación de mujeres pescadoras. ¿El criterio? Pues que como es una profesión en la que hay pocas personas del sexo femenino, hay que darles dinero para… ¿fomentar que haya más? No está del todo claro. Pero en cualquier caso, la Asociación Nacional de Mujeres de la Pesca (ANMUPESCA) tiene 50.000 euros más en la cuenta.

Hoy en día, montar algo que Irene Montero considere feminista puede ser sinónimo de subvención. Hay informes que avalan que, efectivamente, la presencia de mujeres en el sector pesquero es mínima. No supera de hecho, según documentos oficiales, el 3%, algo que ha motivado al Ministerio de Igualdad a rascar unas decenas de miles de euros de su presupuesto para dárselos a dedo a ANMUPESCA.