domingo, 1 agosto 2021 15:23

La Policía Nacional detiene a 14 personas más por favorecer la inmigración ilegal en Huesca

el corte ingles

Agentes de la Policía Nacional han detenido a catorce personas más, en la segunda fase de la llamada ‘Operación Litera’, por delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, falsedad documental y contra los derechos de los trabajadores.

La Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Zaragoza es quien se ha encargado desde marzo de hacer varias investigaciones en el ámbito de la prestación de servicios en varios mataderos de Aragón, en colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Zaragoza.

En una nota de prensa, la Jefatura Superior de Policía de Aragón ha explicado que el trabajo, desarrollado por la unidad policial especializada en la investigación de redes de inmigración, trata y tráfico de seres humanos con fines de explotación sexual o laboral, se encuadra dentro de colaboración con la Tesorería General de la Seguridad Social y la Inspección de Trabajo en base al plan de acción para el control de las referidas actividades.

Se trata del ‘Plan de Acción sobre Empresas Ficticias y Altas Fraudulentas en la Seguridad Social’, formalizado el 20/12/2010 entre la Dirección General de la Tesorería General de la Seguridad Social y la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para el control de estas empresas, que entró en vigor el 14/02/2011.

Después, el ‘Plan de Lucha contra el empleo Irregular y el Fraude a la Seguridad Social’, aprobado el 27/04/2012, incorporó medidas que dieron lugar a la Ley Orgánica 7/2012, de 27/12/2012 que modificó el Código Penal en relación con estos delitos; más tarde se suscribió el ‘Convenio de Colaboración entre el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el Ministerio del Interior sobre Coordinación entre la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en materia de Lucha Contra el Empleo Irregular y el Fraude a la Seguridad Social’, firmado el 30 de Abril de 2013.

OPERACIÓN LITERA

Las actuaciones policiales comenzaron en marzo en el marco de la primera fase de la ‘Operación Litera’, en la que se estableció un dispositivo especial en una empresa cárnica situada en la provincia de Huesca, en el que colaboraron agentes de la Policía Nacional de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Zaragoza y de Huesca, agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Huesca y funcionarios de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Huesca.

En esa primera fase de la operación, fueron 20 los detenidos a los que se les imputó el delito de falsedad documental por hacer uso, sin estar legitimados para ello, de las documentaciones de otros compatriotas para trabajar al hallarse ellos en situación irregular en España, lo que les impide desarrollar un trabajo de manera legal en el país.

En una segunda parte, la UCRIF de Zaragoza ha continuado con las investigaciones y gestiones para esclarecer totalmente los hechos, lo que ha propiciado otras ocho detenciones en Zaragoza en los meses de abril, mayo y junio. Estas ocho personas, que eran los verdaderos titulares de algunas de las documentaciones utilizadas por compatriotas en situación irregular detenidos en marzo, habían sido contactados y captados para “alquilar” sus documentos españoles por el principal detenido de la mencionada primera fase.

Con estas actividades conseguían un beneficio económico doble: por un lado, el pago directo que recibían por “prestar” sus NIE o DNI, y por otro lado, los periodos que estos extranjeros irregulares cotizaban fraudulentamente en la Seguridad Social en su nombre, lo que les permitiría el acceso indebido a futuras prestaciones por desempleo, subsidios y otras ayudas sociales.

A todos ellos se le investiga por delitos de falsedad documental y favorecimiento de la inmigración ilegal, por ayudar intencionadamente y con ánimo de lucro a una persona que no es nacional de un estado miembro de la Unión Europea a permanecer en España vulnerando la legislación sobre estancia de extranjeros. Por estas actividades el Código Penal contempla penas de prisión de hasta un año de duración.

Asimismo, se han realizado inspecciones durante mayo y junio a otros mataderos de la comunidad. En uno de ellos, esta vez en la provincia de Zaragoza, identificaron a más de 70 trabajadores y detectaron a otros dos extranjeros en situación irregular en España que trabajaban amparados en documentaciones de compatriotas en situación regular en España, otra vez, haciéndose pasar por ellos gracias a las similitudes de sus rasgos físicos.

De la misma forma, y en posteriores intervenciones, se han detectado en otros mataderos a cuatro extranjeros más en situación irregular, trabajando con la documentación de otras personas. En la mayoría de los casos las contrataciones se realizan por medio de Empresas de Trabajo Temporal (ETT), lo que dificulta aún más a los encargados de las empresas cárnicas que les dan trabajo la detección de estas prácticas.

Estos seis extranjeros fueron detenidos, investigados por un delito de falsedad documental, por lo que se enfrentarán a penas de privación de libertad que oscilan entre los seis meses y tres años de prisión.

Al igual que en el caso anterior, las investigaciones han permitido la localización y detención, por el momento, de uno de los verdaderos titulares de estas documentaciones “alquiladas”, a quien se le investiga por los delitos de falsedad documental y favorecimiento de la inmigración ilegal.

Con todo ello, desde el mes de marzo del año en curso, los agentes de la UCRIF de Zaragoza han detenido a un total de 35 personas en el ámbito de la prestación de servicios en distintos mataderos aragoneses.

Por estas intervenciones se han levantado las oportunas diligencias policiales que han sido elevadas a los correspondientes Juzgados de Instrucción, continuando la investigación abierta, por lo que no se descartan más detenciones.