jueves, 5 agosto 2021 20:35

Junts pide traspasar a Cataluña la gestión del 016 y aplicar a sus usuarias la ley catalana

Junts quiere que el Gobierno traspase a la Generalitat la gestión de las llamadas al 016 que se reciban desde Cataluña, con el argumento de que así las personas hagan uso del teléfono para informar de casos de violencia de género, podrán recibir “todo el apoyo al que tienen derecho” en virtud de la ley catalana en esta materia, más amplia, subrayan, que la norma estatal.

Así lo defiende Junts en una proposición no de ley presentada en el Congreso, y que se debatirá el próximo miércoles en la Comisión de Igualdad.

La formación independentista, que comparte con ERC el Gobierno de la Generalitat, aspira a que esa transferencia se realice en un plazo de tres meses desde la aprobación, en su caso, de esta iniciativa.

NÚMERO CATALÁN DESDE 1989

En la exposición de motivos, Junts recuerda que en Cataluña funciona desde 1989 la línea 900 900 120 para la atención en materia de violencia de género, un número que convive desde 2007 con el 106. La diputada Pilar Calvo, autora de la iniciativa, señala que ese número catalán es profusamente conocido y que durante el confinamiento las llamadas crecieron en un 60% llegando a un total de 1.300.

Calvo admite que en Cataluña también se usa mucho el 016, pero recalca la conveniencia de que las llamadas que reciba desde Cataluña puedan ser gestionadas por la Generalitat, especialmente ante el repunte de la violencia machista que se está produciendo desde el fin del estado de alarma por el coronavirus.

“Recuperada la movilidad y ante la pérdida consiguiente del control, debemos ofrecer a las mujeres que se encuentren en situación de vulnerabilidad la ayuda más cercana y eficiente posible”, defiende la formación independentista.

Además, apunta que “el ámbito de protección” de la ley catalana para la erradicación de la violencia machista “es mucho mayor” que el que establece la ley estatal, puesto que ésta última “limita el amparo a aquella violencia ejercida conta la mujer” por sus parejas o exparejas.

ES COMPETENCIA AUTONÓMICA

“En consecuencia, podríamos encontrarnos con que una mujer llamara desde Cataluña al 016 describiendo su situación y fuera informada de manera incompleta o errónea sobre sus derechos, con el riesgo, no deseado por nadie, de que quedara excluida de todo el apoyo al que tiene derecho según la legislación catalana”, destaca Calvo, subrayando que ese apoyo sí se aplica “de manera protocolarizada y automática” si se usa el 900 900 120.

Asimismo, Junts considera un contrasentido que una competencia que está transferida a un territorio “tenga la atención telefónica deslocalizada”. Por eso propone que se haga con el 016 lo mismo que ya se hace con el 112 y el 061, que ya son gestionado por la Generalitat.