domingo, 1 agosto 2021 07:38

Irene Montero se gasta 200.000 euros en dar cursos para “empoderar” a mujeres policía

Es una subvención más, solo que esta vez la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha buscado la promoción de mujeres en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Concretamente, la ministra se ha gastado 200.000 euros públicos en un programa llamado “Talentia 360.Mujeres Directivas” que buscar “la visibilización del talento femenino e incrementar el número de mujeres en los puestos de toma de decisiones, tanto del sector empresarial, como de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en concreto, de la Policía Nacional y la Guardia Civil”. Este gasto estaba previsto en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y solo contempla de momento dicho gasto durante un año. Se ha aprobado el pasado 15 de junio.

La idea de Montero es que haya más mujeres directivas y con capacidad de decisión. Concretamente, a través de la Fundación Escuela de Organización Industrial (EOI), entidad beneficiaria de la subvención de 200.000 euros públicos, la ministra ha llevado a cabo dos programas: uno dirigido al sector empresarial: “Programa de Desarrollo para Mujeres Directivas” y otro dirigido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Ambos buscan lo mismo y pretenden ampliar el abanico de directivas para que las mujeres se “empoderen” gracias a esta subvención.

La pregunta clave es cómo pretende hacerlo. Según se detalla en el programa firmado por Montero a través del Instituto de las Mujeres, la primera parte que está enfocada a mujeres directivas “incluirá una formación estructurada, integral y multidisciplinar desde una perspectiva de género para potenciar las capacidades directivas de las participantes. Todo ello con el objetivo de incrementar la presencia de mujeres en los puestos directivos y de alta responsabilidad y toma de decisiones de las empresas”. Vamos, que se entiende que Montero quiere ayudar a las mujeres a ascender haciendo cursos desde una perspectiva de género para potenciar sus capacidades. Ahí se gastarán estos 200.000 euros públicos.

“Este programa incluirá también la organización y desarrollo de encuentros de empoderamiento y participación en redes con mujeres directivas”

“Este programa incluirá también la organización y desarrollo de encuentros de empoderamiento y participación en redes con mujeres directivas de alto nivel como la Red Mujeres, Talento y Liderazgo, creada por el Instituto de las Mujeres, para las directivas que participen en sus programas de alta dirección y liderazgo”, asegura Montero en su escrito. Llamarán a mujeres que a juicio del Instituto están “empoderadas” para que motiven a sus alumnas. Y entendemos que alguien cobrará dinero de todo esto.

La segunda parte del curso es básicamente lo mismo solo que enfocado a la Guardia Civil y a la Policía Nacional. En este punto, se ha complicado más el cómo abordar el empoderamiento de las mujeres policías. “Se conformarán 4 grupos de diferente nivel: 2 grupos de 25 participantes cada uno, para la categoría de Oficiales (Nivel 1) y para la de Suboficiales (Nivel 2), y otros dos grupos para cabos y guardias de 25 participantes cada uno para realizar dos Jornadas. La selección y propuesta de participantes estará a cargo de la Dirección General de la Guardia Civil”, detallan. Esto tanto en la Guardia Civil como en la Policía Nacional.

Todas estas clases serán presenciales. Como una especie de máster en empoderamiento que pretende motivar a las mujeres para que se empoderen en su carrera laboral. “La evaluación final de las participantes y una evaluación final del Programa. Esta evaluación incluirá la del profesorado y del propio programa por parte de las participantes a través de una encuesta que desde EOI se pasará a las participantes y cuyo resultado deberá presentarse al Instituto de las Mujeres junto con la justificación”.

Pero la clave de todo este proceso está en dónde acabará ese dinero público, algo que afortunadamente también detallan en el texto al que ha tenido acceso MONCLOA.com. El dinero se gastará en: “personal propio con formación y/o experiencia en la materia a impartir, así como en igualdad entre mujeres y hombres, para la realización de labores de coordinación y administración y ejecución del Programa; Aulas y espacios para la impartición de los cursos de formación, actividades de coaching, networking, etc; Medios y plataformas telemáticas que permitan la formación online de calidad, en su caso; Documentación docente y en el personal docente cualificado con formación específica en las materias a impartir, así como en igualdad de género.

MUJERES PESCADORAS

La ministra de Igualdad, Irene Montero, sigue mandando youtubers a Andorra. Al menos es la sensación que se tiene dentro de los partidos de la oposición. Si alguien se pregunta qué hace Montero con sus 451 millones de euros anuales, la respuesta está en estos pequeños regalos a dedo que su ministerio concede. En este caso, en plena pandemia, Montero ha visto oportuno conceder una subvención de 50.000 euros a una asociación de mujeres pescadoras. ¿El criterio? Pues que como es una profesión en la que hay pocas personas del sexo femenino, hay que darles dinero para… ¿fomentar que haya más? No está del todo claro. Pero en cualquier caso, la Asociación Nacional de Mujeres de la Pesca (ANMUPESCA) tiene 50.000 euros más en la cuenta.

Hoy en día, montar algo que Irene Montero considere feminista puede ser sinónimo de subvención. Hay informes que avalan que, efectivamente, la presencia de mujeres en el sector pesquero es mínima. No supera de hecho, según documentos oficiales, el 3%, algo que ha motivado al Ministerio de Igualdad a rascar unas decenas de miles de euros de su presupuesto para dárselos a dedo a ANMUPESCA.