miércoles, 28 julio 2021 19:04

Localizan a una mujer explotada en un prostíbulo de Murcia gracias a un correo dirigido a la Policía

Agentes de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Policía Nacional han localizado y asistido a una mujer víctima de explotación sexual. Además, han detenido a sus dos explotadores, quienes dirigían un piso-prostíbulo en Murcia desde el que presuntamente no solo llevaban a cabo actividades relacionadas con la prostitución, sino también con el tráfico de drogas.

Los agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo en la Región de Murcia esta operación, una más en el marco de la lucha contra la trata de seres humanos, según informaron fuentes del citado Cuerpo en un comunicado.

La UCRIF tuvo conocimiento de los hechos a través del correo ‘[email protected]’, dedicado por la Policía Nacional única y exclusivamente para la información relacionada con la trata de seres humanos. En concreto, los agentes averiguaron por este medio la posible existencia de un domicilio que estaba realizando labores de prostíbulo y en el que, además de explotar sexualmente a las chicas que trabajaban, se traficaba con sustancias de estupefacientes.

Esta primera e importante información ciudadana fue el inicio de una investigación que concretó las identidades de las dos personas que se dedicaban a someter a las chicas a una situación de casi esclavitud en el piso-prostíbulo que dirigían.

DOS HORAS LIBRES A LA SEMANA

La investigación de la Policía Nacional sacó a la luz la situación de sumisión que sufrían las chicas explotadas por parte de los detenidos. Eran obligadas a trabajar 12 horas al día los 7 días de la semana, a realizar servicios en contra de su voluntad incluso estando enfermas, y estaban controladas permanentemente.

Para salir del piso-prostíbulo tenían que solicitarlo con varios días de antelación y se le permitía salir durante dos horas como máximo y siempre acompañadas por la detenida.

El operativo se llevó a cabo a principios del mes de junio, cuando la Policía Nacional llevó a cabo una entrada y registro en el piso-prostíbulo e intervino 10.000 euros en efectivo, diversas dosis de sustancias estupefacientes y útiles para su preparación, además de documentación y objetos relativos al ejercicio de la prostitución.

Los detenidos, una mujer española de 30 años de edad y un hombre colombiano de 51 años fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia como presuntos autores del delito de tráfico de drogas y delitos relativos a la prostitución.