domingo, 25 julio 2021 21:25

La ‘Cataluña de bien’ carga contra SCC por no salir contra los indultos

El constitucionalismo en Cataluña se resquebraja por los cuatro costados con los indultos. La decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de adoptar la medida de gracia para los nueve políticos presos por el referéndum ilegal del 1-O, que provocó una crisis política, social y económica sin precedentes en Cataluña, ha dado la puntilla a las principales asociaciones del llamado bloque defensor de la unidad de España en esta comunidad.

Ninguna de las grandes e históricas asociaciones ha acudido a la llamada de una veintena de plataformas más pequeñas. Sociedad Civil Catalana (SCC) ha optado por ponerse de perfil contra los indultos, pese a oponerse a esta medida ha preferido tender la mano a Sánchez para mantener un encuentro antes que liderar de nuevo la movilización en las calles. Lejos queda aquel 8 de octubre de 2017, cuando la plataforma que se decía constitucionalista organizó la mayor manifestación en favor de la unidad de España que se recuerda en Cataluña.

SCC SE HA BORRADO DE COLÓN COMO TAMBIÉN DE LA MANIFESTACIÓN CONTRA LOS INDULTOS

SCC es la mayor plataforma constitucionalista, pero se borró de Colón y se ha diluido como un azucarillo en los últimos años, pese a estar en las calles desde 2014 combatiendo al independentismo. De hecho, ha sido una de las pocas entidades que ha aceptado asistir al Teatro del Liceo de la Ciudad Condal para ver y escuchar a Sánchez anunciar los indultos para los nueve políticos presos independentistas. El Ejecutivo no ha invitado a ninguna de las pequeñas porque ya sabía su contundente respuesta.

SCC, presidida por Fernando Sánchez Costa, se ha limitado a emitir un comunicado en el que se ha mostrado contra este medida de gracia, pero tan sólo pide al presidente del Ejecutivo “reconsiderar” la libertad e inmunidad a quienes han sido sentenciados a más de diez años de cárcel no sólo sin mostrar arrepentimiento sino que además rechazan el indulto.

Societat Civil Catalana reclama se denieguen las peticiones de indulto a los condenados del 'Procés'
Societat Civil Catalana reclama se denieguen las peticiones de indulto a los condenados del ‘Procés’

La maniobra del PSOE de Sánchez responde a la estrategia del PSC para acercarse a ERC, cuyos votos son indispensables para mantener la poltrona de La Moncloa. Salvador Illa, el candidato socialista y exministro de Sanidad, ocultó esta medida en la campaña electoral del pasado mes de febrero. Dos meses antes, Illa aseguró que había que “desvincular” los indultos de esos comicios y llegó tan sólo a deslizar que los indultos servirían para pasar página.

“Hemos de pasar página de los últimos años, reconociendo que hemos fracasado en el diálogo. Para hacerlo, hay que respetar el estado de derecho, por eso el Gobierno tramita los indultos“, afirmó Illa en una entrevista en TV3. De esta forma, el Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos ya tenía más que preparada la medida, que se esperaba para justo después de finalizar el estado de alarma y antes de la salida masiva de los veraneantes.

CUANDO SCC LIDERÓ AL CONSTITUCIONALISMO

El papel de SCC durante los últimos años ha sido determinante para la desmovilización total del constitucionalismo. La plataforma apenas ha pisado la calle como lo hacía antes. Su ausencia en la manifestación de Colón en Madrid, pese a tener delegación, dejaba clara sus propias intenciones. No había que hacer ruido y cuanto más silencio, mejor. Sin embargo, en Cataluña aún se recuerda cuando SCC salió en tromba una semana después para rendir homenaje a la Policía Nacional y Guardia Civil, así como defender la unidad de España sin ambages.

el constitucionalismo está roto desde años

Este giro de SCC ha provocado una escisión importante, una brecha que tardará en cerrarse en el seno del constitucionalismo. Y es que, pese a ser la plataforma con mayor número de seguidores, en Cataluña existen numerosas entidades dispuestas a liderar las movilizaciones contra los indultos, y no simples comunicados o manifestaciones simbólicas. Está por ver aún si la plataforma presidida por Fernando Sánchez Costa se suma finalmente al pasacalles de este martes que acabará ante la sede del PSC.

El anterior presidente de esta entidad, Ramon Bosch, se ha mostrado favorable a los indultos desde hace años, como una muestra de concordia, provocando fuertes encontronazos con otras asociaciones.

DIVISIÓN ENTRE LAS ENTIDADES CONSTITUCIONALISTAS

Al menos una veintena de estas entidades, firmes ante la unidad de España, se han atrevido a dar este paso. Entre ellas se encuentran AIECC, Aixeca’t, BCN Via Fora,
Catalunya Suma, CLAC, Convivencia Cívica Catalana, Empresaris de Catalunya,
Estudiants Pel Canvi, Espanya i Catalans, España Cívica, Españoles de a Pie, FOCAT,
Foro España, Hablamos Español, Jupol, Jusapol Barcelona, La Silenciosa, Los de Artós,
Mesa Cívica Constitucionalista, Politeia, PPL-RON y Profesores por el bilingüismo.

“Fueron de los más duros al principio y ahora están poniendo la otra mejilla”, han afirmado fuentes de varias de estas asociaciones a preguntas de MONCLOA.com sobre SCC. Todas estas entidades, junto a otras que no se movilizarán este martes, forman parte de la llamada Mesa Cívica Constitucionalista, un punto de encuentro de todas ellas en las que se han mostrado diferencias y divisiones en este sector de la política catalana.

Según han apuntado varios de ellos a este medio, “hay muchos estómagos agradecidos” dentro de este bloque. Y es que, el constitucionalismo sí tiene músculo financiero para mantenerse a flote, pero se canaliza todo a través de un “único brazo inversor“. Es decir, una mano que decide a quien se le da el dinero. En este sentido y a diferencia de lo que sucede con el independentismo y sus múltiples vías de financiación, el constitucionalismo necesita de este caballo para poder mantenerse en la carrera.

LOS INDULTOS DAÑAN LA CONVIVENCIA

Algunas de estas asociaciones son verdaderas agencias de colocación“, han indicado las mismas fuentes. En este sentido, destacan que en el constitucionalismo los “silencios también se compran”. Tan sólo hay que echar un vistazo a las listas políticas y los principales miembros. “La vinculación viene por sí sola”, ha deslizado una fuente.

Asimismo, han admitido que “el constitucionalismo está roto desde años“. A diferencia del independentismo, este bloque de defensa de la unidad de España no ha conseguido unir sus fuerzas en los últimos años. Las corrientes socialistas y de la derecha han optado anteponer su ideología antes que la causa común. “Con la palabra independencia, los separatistas ya tienen sus macromanifestaciones, sin importar sus preferencias políticas. Izquierda y derecha de la mano”, han continuado. “Los independentistas van todos ellos a una“, han resumido.

A esta movilización no han acudido tampoco otras históricas asociaciones, como Impulso Ciudadano, S’ha Acabat, o la AEB. En vez de ello, han preferido emitir un manifiesto para mostrar su posicionamiento sobre los indultos.

Las fuentes critican a S’ha Acabat por haber cedido su papel entre los jóvenes, tras haberse manifestado hace dos años en contra de la politización de la educación. “Ahora han preferido cambiar el rumbo hacia una asociación trasversal“, han destacado.

De esta forma, las asociaciones con menos repercusión mediática son las que dan ahora la cara. ¿Será la hora de un nuevo cambio dentro del constitucionalismo en Cataluña? Habrá que esperar movimientos y acontecimientos.