domingo, 1 agosto 2021 13:09

Cómo hacer que las cookies de tu página web cumplan el RGPD

Seguramente, frases como “Esta página emplea cookies” o “Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios” no te resultan ya desconocidas. Internet se ha plagado de avisos de este tipo, especialmente desde la entrada en vigor del famoso Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que tiene unas importantes repercusiones sobre el modo en que se pueden emplear las famosas cookies web en la UE.

El RGPD es el marco legal que determina cómo se debe realizar el tratamiento de los datos personales de los individuos residentes dentro de la Unión Europea. Desde que entró en vigor en diciembre de 2018, ha cambiado radicalmente la forma en la que se concibe la privacidad digital, y no solamente en Europa, sino en todo el mundo: el RGPD se ha convertido en todo un referente en el ámbito de la protección de datos, y ha servido de modelo de muchas otras leyes de privacidad a lo largo del mundo.

La gran proeza del RGPD es introducir el concepto del “consentimiento previo” como condición indispensable para poder realizar cualquier tipo de tratamiento de datos personales en la UE. De acuerdo con el Reglamento, este consentimiento debe ser:

  • Una clara indicación afirmativa de los deseos de los usuarios.
  • Prestado libremente.
  • Resultado de una decisión informada, de forma que los usuarios conozcan adecuadamente el carácter del tratamiento.

En el caso de las páginas web, el RGPD adquiere una gran relevancia, ya que se debe aplicar a todas las tecnologías de seguimiento online que recopilan información personal de sus visitantes. Este es el caso de las denominadas “cookies”, unos pequeños archivos de texto que se almacenan en el equipo terminal de los usuarios cuando entran en la página web donde se encuentran activas.

El problema que representan las cookies es que algunas de ellas pueden almacenar información de los usuarios de manera oculta, como por ejemplo su ubicación, sus preferencias de compra o su historial de búsqueda. Esta información resulta tremendamente útil para los propietarios de los sitios web, ya que pueden realizar perfiles conductuales dirigidos a diseñar campañas publicitarias más eficientes, u obtener información analítica esencial para optimizar su rendimiento.

Por ello, el uso de estas cookies queda supeditado al cumplimiento del RGPD, y tienes que pedir el consentimiento de todos tus usuarios si utilizas cookies que recopilan datos personales. Debes tener esto muy en cuenta, si no quieres que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) te sancione duramente por infringir el Reglamento, con multas que pueden llegar a los 20 millones € o al 4% de la facturación anual de tu empresa.

Además de pedir su consentimiento, debes proporcionar a tus usuarios información sobre el tipo de cookies que empleas, su finalidad, su proveedor y su duración, así como permitir una elección de consentimiento granular de las distintas categorías de cookies que existen. Y todo ello, antes de que se active ninguna cookie hasta recibir la declaración de consentimiento de los usuarios.

Todas estas condiciones que obliga a cumplir el RGPD no son sencillas de implementar desde un punto de vista técnico en una página web. Es por ello por lo que la solución más simple y completa para tu web es contratar los servicios de una Plataforma de Gestión del Consentimiento (CMP, del inglés Consent Management Platform).

La CMP Cookiebot™ es la solución para administrar el consentimiento de los usuarios líder a nivel mundial, ya que es la única que con su revolucionaria tecnología de escaneo y bloqueo automático de cookies consigue cumplir al 100% el RGPD. El escáner de Cookiebot™ detecta absolutamente todas las cookies y rastreadores de una web, para bloquearlos y mantenerlos inactivos hasta que el usuario decida a cuáles prestar su consentimiento. A este efecto, la CMP Cookiebot™ pone a la disposición de los usuarios un banner de cookies muy visual, con toda la información que requiere el RGPD, y que permite dar el consentimiento a cada categoría de cookies de forma individual.

Este es solo el principio de la privacidad digital en internet: el consentimiento ha llegado para quedarse, así que no pierdas ni un minuto más y empieza a cumplir la normativa con Cookiebot™. ¡Asegurar un entorno de transparencia y confianza con tus usuarios nunca fue tan fácil!