martes, 3 agosto 2021 10:22

Marlaska defiende ante el secretario de EEUU la fortaleza de España

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha sostenido este miércoles que la sentencia del Tribunal Supremo que condenó a los presos del 1-O demuestra que España es un “Estado fuerte, serio y con división de poderes”, en aras de lo cual el Gobierno apuesta por los indultos dentro del “momento de la política”.

“La justicia habló y ahora es otro momento, el de la política con respeto absoluto a la sentencia”, ha dicho tras mostrar el “respeto absoluto” a la sentencia del Supremo. Además, Grande-Marlaska se ha remitido a los jueces para que valoren ellos la legitimidad del líder del PP, Pablo Casado, y el resto de formaciones políticas que han anunciado que presentarán recurso contra los indultos.

Grande-Marlaska ha contestado de esta forma a preguntas de la prensa tras su reunión con el secretario de Seguridad de EEUU, Alejandro Mayorkas, un encuentro del que ha destacado la “gran sintonía” entre ambos. El representante de la Administración de Joe Biden ha evitado valorar los indultos, remitiéndose a las palabras del ministro español.

“La justicia habló como acontece en un Estado fuerte, serio y con división de poderes y ahora es otro momento, el momento de la política con respeto absoluto a la sentencia dictada por el Tribunal Supremo, asumiendo cada poder del Estado sus responsabilidades dentro de sus competencias”, ha añadido el titular del Interior, subrayando que lo que quiere el Ejecutivo es “mirar al futuro, continuar con el diálogo y favorecer la convivencia”.

“NO ES UN ACONTECIMIENTO ESPORÁDICO”

Grande-Marlaska ha englobado los indultos en las políticas impulsadas por el Gobierno de Pedro Sánchez. “Este no es un acontecimiento esporádico, llevamos tres años de diálogo, desde junio de 2018, restableciendo la coordinación del conjunto de departamentos ministeriales; fue una de las primeras indicaciones que nos dio el presidente Sánchez”, ha dicho.

En este sentido, se ha remontado a la sentencia del Tribunal Supremo que condenó en octubre de 2019 a los presos del 1-O por los delitos de sedición, malversación y desobediencia. “En estos tres años, en una democracia fuerte y consolidada como es la española, se ha celebrado un juicio y ha habido una sentencia firme”, ha apuntado Grande-Marlaska, juez en excedencia.

El ministro del Interior ha puesto en valor esta separación de poderes al evitar valorar la legitimidad esgrimida por el líder del PP, Pablo Casado, para plantear un recurso a los indultos, al entender Grande-Marlaska que es la Sala Tercera del Supremo quien debe pronunciarse al respecto.