martes, 3 agosto 2021 23:55

El Partido Popular regresa al gobierno del Ayuntamiento de Ourense

El Partido Popular regresa al gobierno local de Ourense, según ha informado en la tarde de este jueves el propio Ayuntamiento en un comunicado. De este modo, Democracia Ourensana –formación que lidera el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome– ha llegado al acuerdo con el grupo municipal del PP para que los concejales populares se integren y asuman la dirección de varias áreas en el Ayuntamiento de Ourense.

Las concejalías cuya responsabilidad asumen los populares son: deportes, hacienda, medio ambiente, servicios sociales, comercio-termalismo-turismo, igualdad-salud, juventud-voluntariado y urbanismo.

Además, la Junta de Gobierno Local estará formada por tres concejales de Democracia Ourensana y tres del Partido Popular.

Democracia Ourensana había dejado la puerta abierta a la renovación de la colaboración desde el mes de septiembre. Así, se ha comprometido a “considerar” las demandas efectuadas por el PP, quienes de forma recíproca han garantizado considerar los puntos de Democracia Ourensana.

JUSTIFICACIÓN DEL PP

Los populares han justificado el regreso al gobierno basándose en lo que consideran una “premisa fundamental”, “ser útiles a Ourense y mejorar la calidad de vida de los ourensanos”. Aseguran que el objetivo es desbloquear una situación que “ya no puede durar más”, pues afirma que un gobierno de 10 miembros tiene más posibilidades de lograrlo que un gobierno de 3 personas.

“Esta fue una negociación fundamentada sobre cómo podemos servir a los ourensanos y cuáles son las prioridades que debemos atajar cuanto antes”, subraya el Partido Popular, que sentencia que esa prioridad es “dotar a la ciudad de un gobierno que trabaje por ella”.

Así, los populares han trasladado que su postura “siempre fue la misma, tender la mano para trabajar juntos por Ourense”. “Lo hicimos durante la primera mitad del mandato y lo volvemos a hacer ahora”.

Además destacan que habían intentado llegar a acuerdos “de todas las formas posibles” porque “su única prioridad son Ourense y los ourensanos”. Para ellos, la prueba de eso es su vuelta al gobierno “con una única exigencia”: “Que todos aportemos a la ciudad, y pedirle al alcalde corresponsabilidad y máximo rigor en la gestión”.

El pasado lunes, el presidente de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, ya avanzaba que “el PP de Ourense está dispuesto a que la ciudad tenga una gobierno”, después de que el alcalde de la ciudad de As Burgas, Gonzalo Pérez Jácome, solicitase por carta a los populares que regresen al ejecutivo local.

En su misiva, el regidor de DO había realizado esta propuesta a los populares con varios condiciones como que haya un respaldo a sus promesas de un centro de inteligencia artificial y a un parque acuático. A esto respondió, posteriormente, el PP de Ourense con otras premisas que pasan por avanzar en el PGOM y la defensa del termalismo, entre otros.

CRÍTICAS

Por su parte, el BNG municipal ha criticado el anuncio de la reincorporación, que considera “crónica de una vuelta anunciada” que “no supone ninguna sorpresa”.

Para el portavoz del BNG, Luis Seara, el Partido Popular “nunca ejerció de oposición” sino que “se dedicó a mantener el Ayuntamiento sumido en el caos y en la parálisis”. Además, lo acusa de “no pensar en los vecinos de Ourense, sino en sus propios intereses partidistas”.

Asimismo, han recordado que los motivos que habían esgrimido los populares para su marcha, en septiembre del 2020, giraban en torno a las dudas en la gestión de los fondos públicos que recibía DO y la ausencia de explicaciones por parte del regidor. Unas explicaciones que, según Seara, “siguen sin darse pero ahora no parecen suponer un problema o un motivo suficiente para no volver”.

“El PP demuestra que no le importa nada los vecinos de Ourense y también que la oferta de la moción de censura era una auténtica pantomima pues sabían perfectamente que no se iba a firmar”, ha recriminado el nacionalista.

Por su parte, el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, ha tachado este jueves la alianza entre Partido Popular y Democracia Ourensana como “una falta de respeto a los ourensanos”.