domingo, 1 agosto 2021 08:27

Melilla confina un módulo del centro de menores tras subir a 18 los positivos

La Consejería de Salud Pública de Melilla ha acordado el confinamiento durante 15 días naturales del Módulo de Primera Acogida del Centro Educativo Residencial de Menores ‘La Purísima’ ante la aparición de un brote positivo en Covid-19, que ya afecta 18 menores y 161 contactos estrechos, después de descubrir el jueves que uno de los niños de nuevo ingreso dio positivo en coronavirus.

El área que dirige Mohamed Mohand (PSOE) ha explicado que, identificado el brote en la zona de Primera Acogida, se comenzó un cribado al resto del centro de menores que no son contactos para identificar posibles nuevos casos, en los módulos que se encuentran separados de los recién llegados.

Así, tras los 13 casos que hallaron inicialmente el jueves, este viernes suman cinco nuevos casos que afectan a tres de los cuatro módulos. “Dada la interrelación que existe entre los jóvenes se considera que todos son contactos estrechos, que suman un total de 161” han detallado.

Salud Pública ha destacado que se siguen realizando controles y seguimientos analíticos, por personal sanitario del centro y de Ingesa (Ministerio de Sanidad), entre los 333 ocupantes del centro de acogida y su centenar de trabajadores. Entre los empleados, todos ellos con la pauta completa de vacunación por considerarse “personal esencial”, no ha registrado ningún positivo y entre los 18 menores, “todos son asintomáticos” y ninguno ha requerido ingreso hospitalario.

Además del confinamiento de todos ellos, los 18 positivos y los 161 contactos estrechos, la Consejería ha impuesto la restricción del acceso a los visitantes; restricción temporal de las salidas del centro a las personas residentes en la zona de Primera Acogida, donde todas se encuentran en cuarentena y vigilancia; medidas de aislamiento de los contactos y sectorización de los que comparten dormitorio en GCE (Grupos de Convivencia Estable).

En este sentido, han incidido en que “es fundamental el aislamiento efectivo de los casos y garantizar la cuarentena de los contactos estrechos de una forma rigurosa, asegurando los espacios suficientes para aplicar la cuarentena y el aislamiento de los contactos, así como el cumplimiento de dichas medidas”.

Además, han acordado mantener los cribados a residentes y trabajadores del centro bajo la coordinación de Salud Pública y vigilar el cumplimiento de las medidas de prevención y control, en especial de higiene y ventilación de los espacios cerrados de uso compartido, distanciamiento social, lavado de manos y uso de protección facial.