miércoles, 28 julio 2021 11:59

Desarticulado grupo criminal dedicado al tráfico de estupefacientes

el corte ingles

La Guardia Civil de A Coruña ha detenido a un total de siete personas y ha desarticulado tres puntos de venta de estupefacientes en la llamada operación ‘Masa’, que ha concluido con la disolución de un grupo criminal especializado en el tráfico de estas sustancias.

Según un comunicado de la Benemérita, la operación encuadrada en el Plan Integral de Control de Armas de Fuego (Picaf) se inició a raíz de tener conocimiento por parte de los componentes del Grupo de Información de la existencia de una persona en la localidad de Rianxo que supuestamente “portaba y exhibía armas de fuego” careciendo de la pertinente autorización administrativa para su tenencia.

El sujeto ya había sido detenido en octubre del año 2018 por hechos similares, con el hallazgo por parte de la Guardia Civil durante el registro de su domicilio un arma larga, cinco armas de aire comprimido modificadas y una plantación en el interior de cannabis y cantidades de otras sustancias estupefacientes.

Por otra parte, durante la operación los componentes del Grupo de Información de la Comandancia (GIC) recabaron indicios que relacionaba a esta persona con el tráfico y venta de sustancias estupefacientes, conformando junto a otros seis un grupo criminal dedicado a esta actividad en las localidades de Rianxo, Ribeira, Vilanosa de Arousa y Vilagarcía de Arousa.

EL TRANSCURSO DE LOS HECHOS

Dicho grupo, “parcialmente jerarquizado”, estaba compuesto por un vecino de Vilagarcía de Arousa, supuestamente el responsable de la distribución de las sustancias estupefacientes; dos vecinos de Vilanova de Arousa, presuntamente responsables del transporte de las mismas; y dos vecinos de Rianxo encargados de la recepción, la distribución a los puntos de venta y de la gestión de los dos puntos de venta de esa localidad.

La venta a pequeña escala en la localidad era llevada a cabo, presuntamente, por un vecino de Rianxo; y una vecina de Ribeira, supuestamente, encargada de la gestión del punto de venta de Ribeira.

Así, una vez obtenidas las evidencias de la posible comisión de ilícitos y la ubicación de los inmuebles presuntamente utilizados para la venta y distribución de las sustancias, la Guardia Civil solicitó a la Autoridad Judicial una Orden de Entrada y Registro de los mismos.

Luego, tras conseguir las correspondientes autorizaciones, los componentes del GIC procedieron a la explotación y solicitaron la colaboración de los componentes de la Las Unidades de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (Usesic) para los registros.

Durante los mismos, hallaron diversas cantidades de sustancias estupefacientes, “gran cantidad” de dinero en metálico, útiles para la manipulación y distribución de las sustancias y dispositivos electrónicos.

FIN DE LA OPERACIÓN

El balance final de la operación se ha saldado con la detención de siete personas como presuntos autores de un delito de pertenencia a un grupo criminal y de un delito contra la salud pública.

Además, se ha producido la incautación de 243 gramos de heroína, 285,49 gramos de cocaína, 414,52 gramos de hachís, 231 gramos de cannabis, objetos para la distribución y venta de sustancias estupefacientes, dispositivos electrónicos, dos vehículos y el desmantelamiento de dos puntos de venta de sustancias estupefacientes en la localidad de Rianxo y uno en la localidad de Ribeira.

Los detenidos, junto con las actuaciones realizadas y los efectos incautados, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Padrón. Posteriormente, la Autoridad Judicial ha dictado el ingreso en prisión de cinco de los detenidos.