sábado, 24 julio 2021 08:55

Sánchez hace suyas las palabras del portavoz de los obispos: “La Constitución no es un dogma”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hecho suyas las palabras del secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, cuando señaló, al opinar sobre los indultos a los políticos condenados por el ‘procés’, que “la Constitución no es un dogma”.

“Por hacerme eco de unas palabras del portavoz de la CEE, cuando usted comentaba antes el apoyo que han dado los obispos de Cataluña y también la CEE, decía el portavoz algo que es lo suficientemente elocuente y acertado para hacerme eco de ello, decía que la Constitución Española no es un dogma pero sí marca el territorio sobre el cual podemos dialogar”, ha remarcado Sánchez este lunes en una entrevista en la Cadena Ser.

Así se ha pronunciado el presidente del Gobierno tras ser preguntado por el apoyo a los indultos, primero, por parte de los obispos catalanes, y después de la Conferencia Episcopal Española.

En concreto, Sánchez ha querido hacerse eco de las declaraciones del portavoz de los obispos, Luis Argüello, cuando aseguró en rueda de prensa la semana pasada que “la Constitución no es un dogma”.

“La Constitución no es un dogma. No consideramos que sea como las Tablas de la Ley, pero marca un campo de juego para que, incluso su propia modificación sea planteada en los propios términos que la Constitución establece”, declaró Argüello, que también es obispo auxiliar de Valladolid.

El portavoz de los prelados españoles explicó que los obispos reunidos en la Comisión Permanente habían mantenido un debate de una hora y media sobre los indultos y que, aunque había “acentos diversos”, se posicionaban, como sus homólogos catalanes a favor del “diálogo”.

“Nosotros hemos querido profundizar en la nota de los obispos catalanes para, desde ella, extraer unas consecuencias que seguramente ponen acentos distintos, pero nosotros estamos, como los obispos catalanes, por el diálogo”, explicó.

La nota a la que se refería Argüello la había publicado días antes la Conferencia Episcopal Tarraconense, integrada por los obispos de las provincias eclesiásticas de Tarragona y Barcelona.

En ella, los prelados catalanes se mostraron, ante el contexto social y político en Cataluña, convencidos “de la fuerza que tienen el diálogo y las medidas de gracia en todas las situaciones de conflicto”.