lunes, 26 julio 2021 07:05

La sanidad privada considera un “atropello” acabar con el modelo de concesiones por “cuestiones ideológicas”

El presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), el doctor Juan Abarca, considera un “auténtico atropello” que el Gobierno valenciano quiera “excluir el modelo concesional” del sistema sanitario “por cuestiones puramente ideológicas” y ha cargado contra la decisión de revertir a lo público tanto el Hospital de La Ribera en Alzira hace casi tres años, como ahora el Hospital de Torrevieja, que pasará a ser de gestión directa a partir del próximo 15 de octubre.

Para Abarca, “excluir a las sanidad privada por cuestiones ideológicas no es propio de este siglo. Es vergonzoso”, ha subrayado durante un encuentro digital con medios de comunicación, en el que han participado también la directora general de la Fundación IDIS, Marta Villanueva; el director general del Grupo Vithas, Pedro Rico; la consejera delegada de Ribera Salud, Elisa Tarazona; y el doctor Fernando Mugarza, director de Desarrollo Corporativo y Comunicación de la Fundación IDIS.

El presidente de la Fundación IDIS, entidad que aglutina al sector sanitario privado para promover la mejora de la salud y poner en valor a la sanidad privada, ha pedido a la Generalitat Valenciana que “se aproveche” de la sanidad privada para “complementar la pública”, dado que según ha dicho la Comunitat hace “menos uso” del sector privado que otras autonomías como Madrid o Barcelona.

En su opinión, “si la sanidad pública no es capaz de hacerlo eficientemente es su obligación buscar a quien pueda hacerlo de manera eficiente” y en este sentido ha reivindicado el modelo concesional. “Es necesario contar un sistema colaborativo que involucre a todos, procurando buscar sinergias, complementariedades y fenómenos de integración que vayan en beneficio del paciente que ha de ser el auténtico objetivo de nuestros esfuerzos”, ha incidido.

En el caso del hospital de Torrevieja ha advertido además que la reversión “va en contra del sector turístico” puesto que “el sistema público no tiene capacidad en sí mismo” para atender el volumen de turistas extranjeros que llegan a la zona alicantina, ha asegurado.

La consejera delegada de Ribera Salud, Elisa Tarazona, ha reivindicado la gestión del grupo, en su momento en el hospital de Alzira y ahora en el de Torrevieja y ha expresado su “confianza en la justicia”. “Creemos que el Tribunal Supremo indicará que la reversión de Alzira no se ajustó a la legalidad y por tanto esto no se podrá aplicar en Torrevieja y no habrá reversión en Torrevieja”, ha remarcado.

Además, Tarazona ha argumentado que en el caso de Alzira, desde la reversión a lo público las listas de espera se han triplicado de 56 a 157 días, las consultas han descendido un 3% y la valoración de los usuarios ha descendido.

En cuanto al hospital de Torrevieja, Tarazona ha recordado que un informe de la Sindicatura de Comptes concluía que tiene mejores resultados asistenciales, menos demoras y mejores valoraciones que los públicos. Asimismo, ha defendido la capacidad de los hospitales privados para “poner a la Comunitat Valenciana en el centro de la gestión sanitaria innovadora”.

858.218 VALENCIANOS TIENEN SEGURO PRIVADO

Durante el encuentro, se ha puesto de relieve la aportación de la sanidad privada al sistema sanitario de la Comunitat Valenciana, donde 858.218 personas tienen un seguro privado y que el sector sanitario privado dispone de 24 hospitales (el 38,1% del total de la comunidad) y 2.451 camas (17,5% del total).

Según datos del Informe ‘Sanidad privada, aportando valor: Análisis de Situación 2021 en la Comunidad Valenciana’, la sanidad privada en esta región representa el 31% del gasto total (incluyendo los conciertos).

El estudio precisa que el gasto sanitario per cápita total en la Comunitat es de 2.093 euros (suma del gasto público, 1.497 euros, y el gasto privado, 596 euros). Además, se ha registrado un incremento anual del 4,85% en el número de asegurados y del 5,25% en el volumen de primas en el período 2016-2020, representando el 7,1% del mercado nacional en volumen de primas.

El director general del grupo Vithas, Pedro Rico, ha resaltado la actividad asistencial que han llevado a cabo los hospitales privados de la Comunitat: 23,9% de las intervenciones quirúrgicas, el 21,7% de las altas y 22,9% de las urgencias. Asimismo, cuenta con el 45% de los equipamientos de resonancia magnética y el 39% de los mamógrafos”.

En 2019, ha apuntado, el 2,9% del gasto total en sanidad, 2,3 puntos porcentuales menos que en 2018. Los conciertos con centros hospitalarios son los que representan un mayor porcentaje de presupuesto (64,7%), seguido de asistencia concertada con especialistas (24,4%) y los conciertos con servicios de hemodiálisis (6,7%).

EL 75% DE LOS VALENCIANOS AVALA LA COOPERACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

Durante el encuentro, se han dado a conocer los datos de una encuesta elaborada por la Fundación IDIS que concluye que más del 75% de los valencianos consideran necesario impulsar esa cooperación entre los sectores de la sanidad pública y privada y casi 8 de cada 10 creen muy o bastante necesario coordinar la atención sanitaria y sociosanitaria.

Esta encuesta también revela que 3 de cada 4 valencianos aumentarían la partida de presupuestos dedicada a sanidad. De hecho, tal y como señala la directora general de la Fundación IDIS, Marta Villanueva, “la sanidad recibe un porcentaje del 74,5%, seguida de la educación con un 53,9% o la I+D+i con un 39,8%”.

Para Villanueva, estos datos revelan que un 70,2% de los valencianos cree que la sanidad no está adecuadamente financiada y que un 82,2% ve necesario o bastante necesario aumentar los recursos dedicados a la salud. Además, el 98% de la población considera necesario mejorar la gestión y el control eficiente de recursos y 8 de cada 10 creen relevante que los centros asistenciales hagan públicos sus resultados sanitarios y de salud para favorecer la libertad de elección informada del paciente.

Según la encuesta, la calidad es esencial; casi la totalidad de la población, el 96%, la considera entre importante y muy importante. Y un 71% está satisfecho con la calidad recibida. Además, para prácticamente el 100% de los encuestados la igualdad en el acceso es esencial, sin embargo, el 80,9% piensa que los servicios no se cubren por igual.

IMPLANTAR INNOVACIONES

Cuando se pregunta sobre la necesidad de implantar innovaciones para mejorar la asistencia sanitaria, un 76,1% de los encuestados cree que la sanidad necesita un “esfuerzo de adaptación para afrontar los nuevos retos de salud”.

El 94,2% de la población ve necesario incorporar las últimas innovaciones tecnológicas y digitales en todos los procesos de salud. A modo de ejemplo, la gestión de citas (94,3%) y el acceso del médico a los datos del paciente (92,2%) son los dos aspectos que los ciudadanos creen que mejorarían más gracias a la tecnología.