sábado, 24 julio 2021 09:34

Sigue muy grave el hombre apuñalado ayer en una reyerta entre clanes en Puente de Vallecas

El hombre de 35 años que resultó gravemente apuñalado ayer en una calle del distrito de Puente de Vallecas continúa en la Unidad de Cuidados Intensivos y Reanimación del Hospital Gregorio Marañón de Madrid en estado muy grave, han indicado esta mañana fuentes hospitalarias.

Los hechos ocurrieron ayer a primera hora de la tarde. Sobre las 15 horas en la calle Pedro Laborde y los alrededores de la conocida como ‘Plaza Roja’ de Vallecas varias personas comenzaron una discusión que terminó con una reyerta multitudinaria protagonizada por dos conocidos clanes gitanos de la zona, que terminó con varios apuñalados.

Hasta el lugar llegaron varias ambulancias del Samur-Protección Civil, que estabilizaron y trasladaron a distintos hospitales a 4 personas. Una de ellas, el hombre de 35 años antes aludido, presentaba cuatro heridas de arma blanca en tórax y abdomen, indicó un portavoz de Emergencias Madrid.

Asimismo, los sanitarios asistieron a otros tres individuos, que tenían cortes y contusiones poco importante, por lo que han sido tratados y dirigidos en estado leve al hospital de referencia, en este caso el Infanta Leonor de Vallecas.

La Policía Nacional detuvo poco después en la zona a 11 personas, todas españolas de etnia gitana y mayores de edad, imputadas por riña timultuaria, entre los que se incluyen los hospitalizados. Uno de los arrestados es el supuesto autor material de la puñalada de gravedad, que fue acusado de tentativa de homicidio. Los agentes han incautado varios cuchillos, uno de ellos jamonero, navajas, machetes, palos y hasta una muleta.

Según algunos vecinos, todo comenzó por la supuesta infidelidad de una mujer, al encontrarse cuando iba con su marido con el presunto amante. Entonces, parientes del esposo bajaron al lugar a reprocharle “el honor dañado”, lo que provocó la respuesta del otro clan familiar.

Ambos se enzarzaron en esa violenta pelea a palos y puñaladas en la que participaron más de una veintena de personas, entre ellas algunas mujeres y niños. Los arrestados han pasado la noche en comisaría y tras prestar declaración pasarán a disposición del juez, que podría determinar prisión provisional para el presunto autor de la puñalada de gravedad, ya que se teme por la vida de la víctima.