miércoles, 4 agosto 2021 14:17

Sánchez regala 665.000€ públicos a la Fundación Valle de los Caídos que pretendía eliminar

Una vez más, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, parece haber dicho una cosa en el pasado que no concuerda precisamente con sus acciones. Decimos Sánchez, porque ha sido el propio Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, el que ha concedido el pasado 15 de junio una subvención a dedo de 665.000 euros públicos a la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, la misma que contemplaba extinguir a través de una proposición de ley de memoria histórica presentada en 2019 por el PSOE en el Congreso de los Diputados. La idea de esta subvención concedida a dedo por el propio presidente es que la fundación emplee el dinero en “las actuaciones necesarias para el desarrollo de un proyecto de ejecución de habilitación de accesos a las criptas del Valle, y medidas para la dignificación de los. (sic)”.

Esta fundación creada por el dictador Francisco Franco en el año 1957 es una vieja conocida del PSOE. No es que se lleven bien, ya que los socialistas buscaron eliminarla hace un par de años, pero pese a la relación que mantienen de cara a la galería, lo cierto es que el Ejecutivo ha dispuesto del dinero de todos los españoles para darle un buen pico a una fundación que pretendían eliminar. La idea de Sánchez en 2019 era que cuando entrara en vigor esta proposición de ley se eliminara la fundación, que hasta ahora ha vivido en un limbo jurídico que se ha extendido cuatro décadas. Por supuesto, esta donación está contemplada en el marco de crear un museo que “dignifique” la memoria de las víctimas, pero no deja de chirriar que el presidente haya empleado su ministerio para darle una cuantiosa subvención.

Franco
Los familiares de Francisco Franco portan el féretro con los restos mortales del dictador tras su exhumación en la basílica del Valle de los Caídos antes de su trasladado al cementerio de El Pardo-Mingorrubio para su reinhumación, en Madrid, a 24 de octu – Pool – Archivo

El apartado del BOE que trata este asunto arranca con fuerza y cargado de discurso político. “Se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura”, comentan en el boletín para luego insistir en que esta cuantiosa donación de 665.000 euros “tiene entre sus objetivos promover la reparación moral y la recuperación de la memoria personal y familiar de esas víctimas, para lo cual establece una serie de medidas entre las que se incluyen aquellas relativas a la localización e identificación de personas desaparecidas en dicho período, que la ley configura como una auténtica política pública”. Lo que no se aclara es por qué ese dinero que tiene como objeto dignificar la memoria ha acabado en una fundación que Sánchez buscó eliminar antes de ser investido.

Todas estas pretensiones socialistas y promesas de Sánchez tuvieron lugar antes de ser investido. Pero el proyecto de ley estaba en el Congreso y contemplaba la eliminación de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. La documentación a la que ha tenido acceso en exclusiva MONCLOA.com detalla que el importe total que se dará a esta asociación vinculada al macromausoleo es de “665.000,00 euros, imputándose dicha cantidad a las correspondientes partidas para el ejercicio 2021”, tal y como se detalla en el BOE.

La Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos tiene ese dinero “para la financiación de la exhumación de los restos de víctimas de la Guerra Civil

Esta subvención se reconoce en el boletín que es directa y que está directamente relacionada con Sánchez. Pero también se detalla el objeto de dicha ayuda. La Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos tiene ese dinero “para la financiación de las actuaciones necesarias para proceder a la exhumación de los restos de víctimas de la Guerra Civil española y la Dictadura franquista, que se encuentran en las criptas del Valle de los Caídos”, tal y como explica el documento. “El plazo de ejecución del proyecto será de 3 años, contados desde la notificación de la resolución de concesión”, insisten.

En su momento, este famoso real decreto pretendía no solo eliminar esta fundación que ha recibido 665.000 euros de todos los españoles para paliar el sufrimiento de la memoria, sino que quería abrir en canal los misterios que aún envuelven el Valle de los Caídos, lugar donde estaba enterrado hasta la llegada de Sánchez al Gobierno el dictador Francisco Franco (que trasladó a el Pardo sus restos mortales). El real decreto presentado por los socialistas pretendía dar a conocer los bienes en poder del Valle de los Caídos, hasta ahora no del todo transparentes, y sobretodo esto derogar el decreto franquista de 1940, en el que el dictador dejaba claro que el Valle se construía “para perpetuar la memoria de los caídos en nuestra gloriosa cruzada”.

De momento, quien gestiona todos estos asuntos relacionados con el mausoleo sigue siendo la fundación que incluso parece sacar dinero del Estado y del propio presidente que pretendía eliminarles. En cualquier caso, cobrar gratis 665.000 euros solo para “abrir ventanas” en las criptas no deja de ser un dinero “bien” invertido, o al menos eso pensarán desde la Fundación que aún sobrevive pese a los anuncios de Sánchez previo a su investidura de 2019. “En estos momentos es una figura de paja”, comentó a El País en febrero de ese mismo año Carlos García de Andoin, secretario de la comisión de expertos que en 2011 elaboró un informe sobre el Valle de los Caídos. Pues bien, parece que sí que tiene una función, la de gestionar el dinero de todos los españoles.