sábado, 24 julio 2021 13:35

El efecto ‘rock star’ de Ayuso ensombrece el horizonte político de Casado

El sociólogo de cabecera de Pablo Casado, Narciso Michavila, asegura que el 4M “el joven de toda España” se enganchó “al grito de ‘libertad’ después de haber estado encerrado 14 meses. El PP ha conseguido rejuvenecer su mensaje y ya no suena casposo”.

El presidente de la consultora GAD3 tiene una gran opinión sobre la presidenta madrileña: “En ella se da una cosa que atrae mucho a los jóvenes y es el efecto ‘rock star’. Se ha convertido en un producto de consumo, con camisetas y cervezas con su imagen”.

Y este efecto ‘rock star’ puede complicar el horizonte político de Pablo Casado, que se ve eclipsado en cada intervención pública que comparte con una presidenta madrileña que, al igual que lo que le pasaba a Esperanza Aguirre con Mariano Rajoy, tiene presupuesto para intentar acrecentar su imagen a nivel estatal.

PABLO CASADO NECESITA RECOBRAR EL IMPULSO

En Génova 13 pretendían utilizar la concesión de indultos a los líderes independentistas catalanes para consolidar el sorpasso demoscópico de Pablo Casado sobre Pedro Sánchez, que llevaba casi dos meses ‘ko’ tras el triunfo de Ayuso en la Comunidad de Madrid.

Pero La Moncloa ha manejado con acierto los tiempos, la calle no ha sido propicia para Casado (que fue increpado en Colón) y la recogida de firmas, tal y como hicieron cuando el Estatut promovido por Zapatero, no ha causado buenas sensaciones a nivel interno.

Y es que el nuevo responsable de estrategia ‘popular’, Miguel Ángel Quintanilla, recuerda cuando Mariano Rajoy ‘ganó la calle’ sobre la negociación de ETA, el 11M y las bodas gais… antes de ser derrotado contra Zapatero en las urnas.

La agitación callejera del PP puede ser contraproducente, ya que este tipo de performances casi siempre favorecen posturas radicales. Casado sabe que no debe socarrarse con el nacionalismo español más vehemente para evitar regalarle el centro a Sánchez.

“VÍA LIBRE PARA DECLARAR LA INDEPENDENCIA”

Casado ha apostado por apretar el acelerador sobre Cataluña al asegurar que el presidente del Gobierno “está dejando la vía libre para declarar la independencia en Cataluña” y que “pretende rebajar el delito de sedición para que Puigdemont no acabe en la cárcel cuando vuelva a España”.

El líder de la oposición afirma que “el poder judicial debe prevalecer sobre el resto de poderes. No sólo no se debate el tema en el Parlamento español, sino que se contraviene al poder judicial. Nos sentimos engañados, es una tomadura de pelo que Sánchez diga que esto es el inicio de una nueva España”.

Y cree que “si Sánchez cree que la justicia es castigo, que la ley es revancha y que la Constitución es venganza, está yendo contra la Constitución”. Mayor solidez para los intereses del PP podría resultar el hecho de que el Tribunal de Cuentas ponga en un compromiso a los líderes independentistas catalanes.

ANDALUCÍA

Otro asunto clave para el futuro de Casado es Andalucía. Y es que las próximas autonómicas influirán en el tablero estatal. En Génova 13 todavía tendrán que decidir si aceptan el pacto deseado por Juanma Moreno y Juan Marín para unir las fuerzas de PP y Ciudadanos.

Inés Arrimadas parecía resistirse al acuerdo, de hecho llegó a desautorizar a Marín por desautorizarlo. Pero, viendo que el PSOE ha dejado de cortejarla políticamente tras la debacle de las elecciones madrileñas, ahora parece querer acercarse a los ‘populares’.

Este ánimo se ha evidenciado al dejar claro que ahora apoyarían un ‘sí’ a la moción de censura contra Pedro Sánchez, que durante un tiempo vio con simpatía como José Luis Ábalos intentaba abrirle las posibilidades de pacto ‘a derecha e izquierda’.

Pero Pablo Iglesias evitó el giro centrista del PSOE al recabar apoyos a los Presupuestos Generales del Estado entre las fuerzas independentistas y el fracaso de Ciudadanos el pasado 4M hizo el resto.