martes, 3 agosto 2021 10:35

El PSOE pone en marcha el 1 de septiembre las primarias para reelegir a Sánchez

Las primarias para reelegir a Pedro Sánchez como secretario general del PSOE, en el marco del 40º Congreso Federal de octubre, se pondrán en marcha el próximo 1 de septiembre, según el calendario aprobado por el Comité Federal del partido el pasado sábado.

Según ese calendario, el presidente del Gobierno verá ratificado su cargo al frente del PSOE con toda probabilidad entre el 10 y el 12 de septiembre, ya que no se esperan rivales de peso que traten de disputarle el liderazgo del partido.

Asimismo, ese calendario fija para el 26 de septiembre la votación para elegir las delegaciones territoriales que participarán en el 40º Congreso Federal. También tendría lugar ese día la votación para elegir secretario general, pero solo en el improbable caso de que se presentará algún otro candidato además de Sánchez, y lograra recabar los avales necesarios.

CONGRESOS REGIONALES, ANTES DEL PLAZO PREVISTO DE 90 DÍAS

Por otra parte, el máximo órgano de dirección entre congresos también habilitó a las federaciones para que celebren sus congresos regionales o de nacionalidad antes del 19 de diciembre, un plazo inferior a los 90 días previstos, según el documento con las bases de la convocatoria del 40º Congreso Federal del PSOE de 15, 16 y 17 de octubre.

En cuanto a los procesos orgánicos de renovación provincial, insular, municipal y de distrito, deberán celebrarse antes del 30 de abril de 2022, un plazo inferior a los 6 meses previstos desde la celebración de los congresos regionales, de nacionalidad o autonómicos.

PONENCIA MARCO

El Comité Federal del pasado sábado –el primero de carácter presencial que celebraba el PSOE en más de un año y medio– también ratificó los trabajos de la Ponencia Marco que servirá de base para el debate hacia el Congreso, pero que todavía no está terminada. La previsión es que Sánchez la presente el próximo fin de semana, tras haber recibido la autorización para ello por parte de la dirección del PSOE, según fuentes socialistas.

Una vez presentada, esa ponencia se pondrá a disposición del conjunto del partido “lo antes posible”, como tarde, el 3 de septiembre. Y ya el día 9 se abrirá el plazo para que las agrupaciones de militantes celebren asambleas para proponer, debatir y votar sus enmiendas al texto. Tendrán hasta el 26 de septiembre para ello, y hasta el 30, para registrar las enmiendas aprobadas.

Después, entre el 1 y el 3 de octubre se celebrarán las convenciones precongresuales provinciales o insulares, y el día 4 se remitirá y publicará la memoria de enmiendas que se llevará al Congreso de mediados de mes.

En cuanto al proceso para elegir al secretario general, que servirá para reafirmar el liderazgo de Sánchez, el reglamento al que dio su visto bueno la dirección del PSOE establece que los precandidatos deben presentar entre el 1 y el 10 de septiembre un 1% de los avales de los militantes y afiliados directos del PSOE, PSC, JSE y JSC.

Una vez validados y verificados los avales, se proclamarán los candidatos. El reglamento establece que si finalmente solo hay uno, como es lo previsible, la Comisión Federal de Ética y Garantías le proclamará entonces secretario general sin necesidad de votación.

En el caso de que surgiera algún otro candidato además de Sánchez que lograra recabar los avales necesarios, se abriría entre el 13 y el 25 de septiembre el plazo para hacer campaña.

Al día siguiente, el día 26, se abriría la primera vuelta de la votación, entre las 10.00 y las 20.00 horas. En el improbable caso de ser necesaria una segunda vuelta –ni ninguno de los candidatos logra superar el 50% de los votos–, esta se celebrará el día 3 de octubre.

VOTACIÓN DE LAS DELEGACIONES PARA EL CONGRESO

Aunque Sánchez no tenga que acudir finalmente a esa votación, el día 26 el PSOE sí abrirá las urnas para elegir a las delegaciones que constituyen el 40º Congreso Federal. Esa elección se realizará mediante el voto individual, directo y secreto de los militantes y afiliados directos por agrupaciones provinciales o insulares en listas cerradas y bloqueadas.

El plazo límite para la presentación de precandidaturas para estas listas será el 3 de septiembre; entre el 3 y el 13 será la recogida de avales; del 13 al 15 se proclamarán los candidatos; la presentación de las listas completas será del 15 al 17; y entre el 18 y el 19 se proclamarán. El plazo para hacer campaña será entre el 17 y el 25, y el 26, la votación. La proclamación de las delegaciones está prevista entre el 26 y el 30 de septiembre.

Según este reglamento, para ser candidato a encabezar una lista para ser delegado en un Congreso Federal será necesario obtener el aval de un 3% de los militantes y afiliados directos de la agrupación provincial o insular o del 10% de los miembros del Comité Provincial o Insular.

Al igual que con el proceso para designar secretario general, en el caso de que sólo un precandidato alcance el número mínimo de avales, no tendrá que someterse a votación, y su propuesta de candidatura completa será la que finalmente represente al ámbito insular o provincial correspondiente.

Y en el supuesto de que existan dos o más listas, se atribuirán los delegados proporcionalmente al número de sufragios obtenidos por las candidaturas, siempre que hayan superado el 20% de votos válidos a la candidatura.

Estos criterios de reparto sólo se aplicarán en el caso de que el número de delegados sea de 3 o más. Además, se tendrá en cuenta que a la lista más votada le corresponderán como mínimo la mitad más uno delos delegados a elegir, y la delegación resultante de la votación deberá tener igual representación de hombres y mujeres.

Por otro lado, las organizaciones sectoriales también tendrán reconocida su pertenencia, con voz y voto, al 40º Congreso Federal de acuerdo a un baremo fijado en relación al censo federal. Estos representantes serán elegidos mediante el voto individual, directo y secreto de las personas adscritas a cada organización sectorial.

Eso sí, los militantes y afiliados deberán elegir si participan en el proceso de elección de delegados sectorial o en el de delegados por territorios, porque no podrán votar en ambos procesos.