domingo, 1 agosto 2021 10:21

Carabante obliga a vecinos de Aluche a rodear medio Madrid para entrar en sus garajes

El delegado de movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante se lía con el sentido de las calles y provoca una odisea diaria a los vecinos de Aluche. El problema nace al convertir la calle Camarena en una vía de sentido único que impide a los vecinos acceder a sus garajes situados a 50 metros desde el inicio de la calle. La única alternativa que les ha dejado Carabante es dar un rodeo de un kilómetro y medio para poder acceder a los tres estacionamientos. Todo un sinsentido del concejal del Partido Popular.

La calle Camarena ha sido toda la vida una vía de doble dirección, sin embargo, el área de movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha decidido modificar esta característica. Unas señales de prohibido han aparecido en la calle de Aluche sin consultar a los vecinos de este lugar que sufrirán a diario las consecuencias de tal cambio. “No nos explicamos como el que se encarga de estas cosas no vio que hay tres garajes aquí”, explica un vecino.

El difícil acceso a los tres garajes de las grandes torres de edificios que yacen en esta vía es el verdadero problema de esta decisión municipal. Al hacer una calle de sentido único, los propietarios de estos estacionamientos deben dar una gran vuelta en la que deben superar una curva no apta para principiantes pero si apta para maniobras. Todo un desafío para los conductores madrileños.

Pero por si fuera poco, la situación se agrava cuando coincide con la salida de dos colegios que hay en la zona, lo que convierte en una odisea llegar hasta sus plazas de estacionamiento privadas. Más de un kilómetro de atasco y una curva imposible: todo un hito del área de movilidad madrileña.

GARAJES DE MÁS DE 10.000 EUROS

Estos tres garajes, ahora de difícil acceso, no son baratos y es que una plaza privada en ellos cuesta miles de euros. Actualmente, hay siete garajes en venta en esta calle cuyo precio oscila entre los 16.500 euros y los 10.000 euros. Todas las plazas especifican que hay vigilancia 24 horas en los estacionamientos pero se les olvida indicar la odisea que tendrán que realizar para acceder a los mismos.

Sin embargo, Borja Carabante ha conseguido depreciarlos, algo que no satisface del todo a los vecinos. Uno de los garajes en venta ha bajado su precio un 33%, quién sabe si por culpa del concejal urbano y su afán por quitar el doble sentido de la calle. Antes, los vecinos solo tenían que recorrer 50 metros para acceder a sus garajes subterráneos, sin embargo, ahora tienen que recorrer 1,5 kilómetros para estacionar su vehículo con maniobra incluida. “Nos han jorobado muchísimo a los garajes”, zanja una vecina de Aluche.