sábado, 31 julio 2021 21:06

Calvo deja de ser la ‘número dos’ de Sánchez

La hasta ahora vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo (Cabra, 1957), dejará de ser desde este sábado la ‘número dos’ del presidente Pedro Sánchez en el Gobierno, y sale del Consejo de Ministros tres días antes de aprobar su ley estrella, en la que lleva trabajando más de un año: la ley de memoria democrática.

Asume su puesto, como ministro de la Presidencia y coordinador del Gobierno, Félix Bolaños. El hasta ahora secretario general de la Presidencia es una de las personas de más confianza de Sánchez en Moncloa y también en el PSOE. Prueba de ello es su implicación en la decisión más relevante que ha tomado el Gobierno, como es la de los indultos a los condenados del procés. También es el principal interlocutor con el PP, y el encargado de la negociación frustrada para renovar el Consejo General del Poder Judicial.

La dirigente socialista asumió la Vicepresidencia primera cuando el líder del PSOE llegó a la Moncloa en junio de 2018, tras triunfar la moción de censura contra el presidente Mariano Rajoy. Después, tras ganar las elecciones en 2019, el jefe del Ejecutivo la mantuvo como ‘número dos’.

Sánchez se desprende así de la que fue una de sus principales apoyos en su campaña para volver al liderazgo del PSOE en 2017, después de haber sido descabalgado de la secretaría general del partido el 1 de octubre de 2016, por negarse a permitir la investidura de Rajoy.

El presidente premió ese apoyo, primero, nombrándola en 2017 secretaria de Área de Igualdad de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, y después, con la Vicepresidencia primera de su Gobierno cuando llegó a Moncloa en 2018.

LAS DISPUTAS DE CALVO CON IRENE MONTERO

Durante estos tres años en Moncloa, Calvo ha sido la principal encargada de coordinar el trabajo de todos los Ministerios y diseñar el plan normativo y, con ello, la responsable también de lidiar en la mayoría de los casos con Unidas Podemos y sus presiones, y proteger a Sánchez de las polémicas.

De hecho, Calvo deja el Gobierno tras perder hace dos semanas la gran disputa en la que llevaba inmersa desde hace medio año con la ministra de Igualdad, Irene Montero, por el contenido de la Ley Trans, que finalmente incluye la libre autodeterminación de género, en contra de sus deseos. Calvo y Montero también se enfrentaron en febrero de 2020, por la conocida como ley del ‘sólo sí es sí’.

La hasta ahora vicepresidenta se va tres días antes de que llegara al Consejo de Ministros su proyecto de ley de memoria democrática, el principal compromiso de legislatura del departamento que ahora deja en manos del hasta ahora secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños.

La citada norma, cuyo anteproyecto aprobó en septiembre de 2020, llegará ahora al Consejo de Ministros modificada, tras un crítico informe consultivo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que Calvo tuvo que atender.

Doctora en Derecho Constitucional por la Universidad de Córdoba, y licenciada en Derecho Público por la Universidad de Sevilla, Calvo ocupó su primer cargo político de relevancia en 1996, como consejera de Cultura de la Junta de Andalucía; un puesto que desempeñó hasta 2004.

Hasta entonces, había desarrollado su trayectoria en el ámbito universitario, como profesora Titular de Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba, y como secretaria del Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología desde 1992. Entre 1994 y 1996 fue secretaria general de la Universidad de Córdoba y consejera del Consejo Económico y Social de Córdoba.

Entre el año 2000 y 2004 compaginó la consejería de Cultura de la Junta de Andalucía con un escaño por Córdoba en el Parlamento de Andalucía, y en 2004, dio el salto a la política nacional, como ministra de Cultura, hasta 2007, en la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero. También se convirtió en 2004 en diputada por Córdoba en el Congreso de los Diputados.

En 2007 Calvo salió del Gobierno y asumió la Vicepresidencia primera del Congreso, hasta 2008. Y tras perder su escaño del Congreso en 2011, volvió a ser profesora de la Universidad de Córdoba (UCO).

Su regreso a la política se produjo en 2017, como parte del equipo que configuró Sánchez para disputarle en primarias la secretaría general del PSOE a Susana Díaz, tras haber sido descabalgado del liderazgo del partido en 2016.

BOLAÑOS, EL ‘NEGOCIADOR’ DE SÁNCHEZ

El sustituto de Calvo en el Ministerio de la Presidencia y, por lo tanto, en la coordinación política y organizativa del Gobierno, será Félix Bolaños (Madrid, 1975), licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.

Fue número uno de su promoción, tanto en el Curso Especial de Abogacía, como en el Curso Especial de Derecho Laboral, impartidos por la Escuela de Práctica Jurídica. Ha ejercido como abogado en el Departamento Laboral de Uría Menéndez y dentro del equipo jurídico del Banco de España, donde ha sido jefe de la división de Asesoría Jurídica Laboral y Documentación Jurídica.

Ha sido profesor de Programa de Gestión Estratégica de Relaciones Laborales en el Instituto de Empresa (IE Law School) y en 2014 fue elegido secretario de la Comisión Federal de Ética y Garantías.

Después, en 2017 fue designado por la Comisión Ejecutiva Federalcoordinador del nuevo Reglamento Federal de Desarrollo de los Estatutos del PSOE, que se aprobó por el Comité Federal el 17 de febrero de 2018. Y en 2018, al llegar Sánchez a Moncloa, le nombró secretario general de la Presidencia.

Sánchez le mantuvo en este cargo en enero de 2020, cuando se conformó el Gobierno de coalición con Unidas Podemos tras las elecciones de noviembre de 2019. De hecho, el presidente confió en él la negociación con los ‘morados’ para el reparto de carteras.

También ha estado detrás de algunas de las negociaciones más importantes que ha emprendido el Gobierno, como la que casi logra renovar el CPGJ, pero que finalmente saltó por los aires por la falta de acuerdo con el PP. Bolaños ha sido además el encargado de armar políticamente los indultos.

Asimismo, Sánchez le ha nombrado recientemente coordinador de la Ponencia “PSOE 2030: un partido de futuro”, que abordará el modelo de partido en el próximo Congreso Federal del PSOE, otorgándole así un importante rol en la renovación que acometerá la formación en octubre.