viernes, 6 agosto 2021 06:27

El Papa continua con la evolución clínica esperada

el corte ingles

El Papa Francisco continúa con la evolución clínica esperada y reanuda poco a poco su trabajo con análisis de sangre satisfactorios tras la operación programada de colon a la que se sometió el pasado domingo.

“La jornada del Papa Francisco ha sido tranquila, con la evolución clínica esperada. Los análisis de sangre son satisfactorios y sigue el tratamiento indicado”, ha indicado la oficina de prensa del Vaticano en el parte médico diario que actualiza el estado de salud del Pontífice.

Francisco está reanudando poco a poco el trabajo y sigue paseando por el pasillo del apartamento del hospital Policlinico Gemelli de Roma. Según han revelado desde el Vaticano, este viernes por la tarde, volvió a celebrar una misa en la capilla privada como ya hiciera el jueves.

Además a última hora cenó con los que le están asistiendo durante estos días. “El Santo Padre, constatando en primera persona la calidad humana del personal médico y sanitario que le atiende, ha dirigido un pensamiento especial a todos aquellos que con atención y compasión eligen el rostro del sufrimiento, involucrándose en una relación personal con los enfermos, sobre todo con lo s más frágiles y vulnerables”, ha explicado el Vaticano.

REZARÁ MAÑANA EL ÁNGELUS DESDE EL HOSPITAL

Francisco de 84 años, que está previsto que permanezca en el hospital hasta este domingo cuando se cumplen 7 días desde la operación, rezará el Ángelus del mediodía desde allí. No será la primera vez que un pontífice celebra el rezo domonical desde ese hospital romano.

Juan Pablo II fue ingresado allí en varias ocasiones por sus problemas de salud. De hecho, Francisco está internado en la misma habitación del décimo piso del hospital de Roma donde se recuperó el papa polaco después del atentado que sufrió en la plaza de San Pedro en 1981.

San Juan Pablo II estuvo allí ingresado tras su operación por un tumor de colon en 1992 y hasta solía llamarlo “Vaticano III” con cariño por la cantidad de veces que estuvo ingresado. En el décimo piso del hospital hay habilitada una zona más reservada que consta de un apartamento y una pequeña capilla.

El domingo 26 de julio de 1992, Juan Pablo II rezó el Ángelus desde la habitación y al final de la meditación dominical, se asomó a la ventana para saludar a los numerosos fieles que se habían dado cita delante del hospital.

En cualquier caso, el Vaticano no ha adelantado si Francisco saludará también desde la ventana a los fieles. En 1996 San Juan Pablo II volvió a celebrar desde ese hospital el rezo dominical. Un gesto que repitió en 2005, justo un mes antes de morir, cuando logró asomarse, pese al avanzado estadio de enfermedad de Parkinson que sufría.