miércoles, 28 julio 2021 12:41

El ‘todopoderoso’ Iván Redondo sale del Gobierno después de tres años

El hasta ahora director del Gabinete del presidente Pedro Sánchez, Iván Redondo (San Sebastián, 1981), dejará de ser desde este sábado el principal asesor del jefe del Ejecutivo, después de tres años en los que ha ido ganando cada vez más poder en Moncloa, y también influencia en el diseño de las estrategias electorales del PSOE. Ahora le sustituirá como jefe de gabinete el exidirigente socialista Óscar López.

El afamado consultor político, sin carnet del PSOE, ha acompañado a Sánchez como su principal asesor en Moncloa desde que el presidente llegó a la Moncloa en junio de 2018, tras triunfar la moción de censura contra el presidente Mariano Rajoy.

En su primer mandato, Sánchez le nombró director del Gabinete de la Presidencia, y también Secretario del Consejo de Seguridad Nacional, y en enero de 2020, tras conformarse el Gobierno de coalición de Unidas Podemos, el primer secretario de Estado amplió aún más sus funciones.

Entonces Sánchez le encargó asumir bajo su mando todos los departamentos de asistencia al presidente, como asuntos nacionales, institucionales, internacionales, comunicación con los ciudadanos, la secretaría general de Presidencia, la Dirección General de Asuntos Económicos, el Departamento de Seguridad Nacional y las diferentes unidades de análisis.

EL ‘PADRE’ DE LA ESTRATEGIA PARA LA ESPAÑA DE 2050

En concreto, le encomendó la creación de la llamada Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, que en mayo presentó la estrategia ‘España 2050’, un estudio elaborado por un centenar de investigadores para visionar el país de dentro de 30 años y diseñar una hoja de ruta a largo plazo.

La influencia de Redondo en el día a día de Moncloa era, según diferentes fuentes, prácticamente absoluta. Además, también se hizo cargo del diseño de las campañas electorales del candidato del PSC a la Generalitat, Salvador Illa, en las catalanas de febrero, y de Ángel Gabilondo para las autonómicas de Madrid del 4 de mayo.

Su importante rol en estas citas electorales generó recelos en algunos sectores del PSOE, sobre todo en el caso madrileño, donde las elecciones acabaron para los socialistas con su peor resultado histórico en esta comunidad.

No obstante, en aquel momento Ferraz rechazó pedir cuentas a Redondo y su equipo de Moncloa, y la catástrofe electoral solo se llevó por delante al hasta entonces secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, ahora presidente del Consejo Superior de Deportes; y al candidato Gabilondo.