jueves, 5 agosto 2021 00:22

Uribes, tercer ministro de Cultura de Sánchez

El ministro de cultura saliente, José Manuel Rodríguez Uribes, asumió el cargo en enero del año 2020 y apenas mes y medio después estalló la pandemia, golpeando además duramente al sector cultural por los obligados cierres. El propio dirigente ha reconocido en varias ocasiones que esta situación ha limitado su radio de acción, aparte de las críticas que suscitó su actuación inicial.

“Ha sido un honor para mi ser Ministro del Gobierno de España. Siempre estaré agradecido al [email protected] por su confianza. En tiempos difíciles hemos puesto el alma, todas nuestras capacidades. Agradezco a mi equipo su trabajo y a la Cultura y al Deporte su ejemplo. Gracias”, ha señalado a través de su cuenta de Twitter.

Uribes dejó la delegación del Gobierno en Madrid para asumir la cartera que antes ocupó José Guirao y previamente, y sólo durante siete días, Máxim Huerta. Con el nombramiento de Iceta, serán un total de cuatro los ministros que han ocupado esta cartera en tres años.

Uribes no aterrizó con muy buen pie en el ministerio. Una frase en su primera aparición pública con el coronavirus —“primero va la vida y luego, el cine, pero la vida, sin cine y sin cultura, tiene poco sentido y es poco humana”— atribuida a Orson Welles le supuso las primeras críticas del sector, que consideraba que se ninguneaba su aportación económica.

Sin embargo, poco después comenzaron a llegar las primeras ayudas económicas culturales –con el Real Decreto del 5 de mayo– y consiguió enderezar la situación, al menos con la mayor parte de los representantes culturales. Pese a que la tauromaquia se sintió desplazada al principio de esas ayudas, posteriormente sí fueron incluidas en una segunda tanda e incluso ha habido guiños durante el mandato de Uribes a los toros, con la Medalla de Oro de las Bellas Artes a la Real Maestranza, por ejemplo.

A lo largo de estos meses, ha sacado pecho al ser España uno de los países conocido como ‘excepción cultural’, gracias a que teatros y cines han estado abiertos desde junio del año pasado. No ha sido igual para la música y, en especial, para los conciertos, cuyos trabajadores se han sentido desplazados del foco de atención del ministro.

De hecho, a través del movimiento conocido como Alerta Roja, se han convocado varias movilizaciones en el último año debido a las restricciones que estaban “poniendo en peligro la forma de vida de cientos de miles de familias del sector de los eventos y espectáculos”.

Uribes deja pendientes en el ministerio la aprobación del Estatuto del Artista, la trasposición de la Directiva de Derechos de Autor, la firma del acuerdo con la baronesa Thyssen, los trabajos para una nueva Ley de Mecenazgo o la Ley del Cine. En el haber del ministro, se encuentran la puesta en marcha de un Hub Audiovisual, o la reciente aprobación del anteproyecto de Ley de Reforma de la Legislación del Patrimonio Histórico Español.