miércoles, 28 julio 2021 12:22

Baleares registra 124 bajas por COVID entre enero y abril de 2021

La comunidad autónoma de Baleares ha registrado entre enero y abril de este año un total de 124 bajas laborales por COVID, según los datos la Autoridad Laboral Provincial, que aún son provisionales.

En el conjunto del país, hasta abril de 2021, la estadística recoge que un total de 5.314 personas estuvieron de baja por coronavirus. De estos, 5.229 fueron leves, 10 grave y 5 mortales.

Por comunidades, el mayor número de bajas por la COVID se ha dado en este periodo en Cataluña (1.116), Castilla-La Mancha (890), Madrid (864) y Comunidad Valenciana (506). Por detrás, le siguen Andalucía (409), Aragón (368), País Vasco (318), Asturias (150), Extremadura (144), Baleares (124), Castilla y León (116), Madrid (103), Cantabria (89), La Rioja (48), Galicia (41), Navarra (15) y Canarias (13).

Teniendo en cuenta la actividad económica, un total de 4.967 personas que se dieron de baja por Covid trabajaban en actividades sanitarias, otras 221 lo hacían en asistencia en establecimientos residenciales, 102 en administración pública y defensa y 24 en otras actividades.

En cuanto a la siniestralidad, 211 trabajadores fallecieron en un accidente laboral hasta abril de este año en España, 20 menos que en el mismo periodo de 2020, lo que implica un descenso del 8,7% en el número de muertes por esta causa, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

De estos fallecimientos, 176 se produjeron durante la jornada de trabajo, ocho menos que en el mismo mes de 2020, lo que supone un descenso porcentual del 4,3%. Los 35 accidentes mortales restantes registrados fueron siniestros ‘in itinere’ –los que se producen en el trayecto de casa al trabajo y viceversa–, 12 menos que en el mismo periodo del año pasado (-25,5%).

En conjunto, se contabilizaron 176.624 accidentes laborales con baja, lo que supone un aumento del 16,9% respecto al número de siniestros registrados hasta el cuarto mes de 2020.

Del total de siniestros, 152.263 accidentes se registraron en el lugar de trabajo y 24.361 fueron siniestros ‘in itinere’. Los primeros crecieron un 15,4%, mientras que los segundos crecieron un 26,9% respecto al mismo periodo del año pasado.

Los accidentes leves con baja en el puesto de trabajo de los asalariados sumaron 150.919 hasta el cuarto mes del año, un 15,5% más, y los graves fueron 1.168, un 7,3% más que a un año antes. En el caso de los siniestros ‘in itinere’ se registraron 24.075 accidentes de carácter leve (+27,2%) y 251 de gravedad (+12,6%).

MÁS DE 10.000 ACCIDENTES DE TRABAJADORES AUTÓNOMOS

La estadística distingue entre accidentes laborales de asalariados y de trabajadores por cuenta propia. De los 176.624 siniestros con baja registrados hasta el mes de abril de 2021, 165.863 los sufrieron asalariados (+16,3%) y 10.761 correspondieron a trabajadores autónomos (+23,9%).

Desde el 1 de enero de 2019 la cobertura específica de la Seguridad Social por accidente laboral en el caso de trabajadores autónomos pasó a ser obligatoria con carácter general, mientras que en 2018 era mayoritariamente voluntaria y solo alcanzaba a cerca de un 20% de los autónomos.

Entre los accidentes de asalariados contabilizados hasta abril, un total de 142.280 se produjeron estando en el puesto de trabajo, un 15% más que hasta abril de 2020, mientras que 23.583 fueron siniestros ‘in itinere’, cifra que es un 26,5% superior a la del año anterior.

Los accidentes leves de asalariados con baja en el puesto de trabajo sumaron 141.158 hasta abril, un 15,1% más, y los graves alcanzaron los 964, un 6,6% más que en el mismo periodo del año anterior.

En el caso de los siniestros ‘in itinere’, los trabajadores asalariados registraron 23.327 accidentes de carácter leve (+26,9%) y 222 de gravedad (+6,2%).

Por su parte, de los 10.761 accidentes que sufrieron los trabajadores autónomos hasta abril, 9.983 (+22,8%) se produjeron en el puesto de trabajo y 778 (+40,9%) fueron siniestros ‘in itinere’.

La estadística también revela que además se notificaron 176.522 accidentes laborales sin baja, un 8,5% más que en el mismo periodo de 2020.