domingo, 1 agosto 2021 01:12

El ala “aguirrista” del PP se ancla en Nuevas Generaciones y amenaza el futuro de Bea Fanjul

La doctrina de Isabel Díaz Ayuso parece trascender a la propia presidenta autonómica. Es un clamor creciente que amenaza a más de uno en el PP. Al igual que ha pasado en el Partido Popular a nivel nacional, el estilo liberal más “aguirrista” se ha anclado también en las Nuevas Generaciones de la formación conservadora. El perfil “casadista” impulsado por el presidente del PP no convence a nadie. Y Beatriz Fanjul, presidenta de las NNGG, tampoco. En Génova crece la idea de que solo abrazando su lado más “aguirrista” podrán plantar cara a Vox y aspirar a ganar las elecciones. Por eso, más de uno ha empezado a impulsar perfiles como el de la diputada autonómica y portavoz Noelia Núñez para que ocupen espacios importantes en los actos del PP. Hay que llevar el mensaje liberal a su potencial electorado y, sobretodo, hay que convencer a muchos votantes de Vox de que la mejor opción es el Partido Popular.

Que Beatriz Fanjul empezó su “legislatura” como presidenta de NNGG metiendo la pata es vox populi. Pero que el PP ya tiene una estrategia para enterrarla sin necesidad de montar un escándalo a nivel nacional, también. Desde Génova han optado por potenciar el mensaje “aguirrista” (al más puro estilo de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre) para que un poco carismático Casado se suba a la ola del efecto Ayuso y siga al alza en las encuestas. Pero lo cierto es que esta estrategia también ha afectado a las NNGG hasta el punto de que el PP ha enterrado a Bea Fanjul protagonizando actos de poco calado en provincias lejos de la capital para dar más voz a otros perfiles como el de Núñez.

Más de uno entiende que Fanjul ha sido una apuesta que, de momento, ha salido mal

Ya avanzamos en este medio que Ayuso estaba promocionando poco a poco a Noelia Núñez para convertirla en su elegida para sustituir a Fanjul. Pero el problema es que desde Génova insisten a MONCLOA.COM que quieren evitar cualquier situación incómoda como podría ser el hecho de echar a Beatriz a las pocas semanas de haberla nombrado como presidenta de Nuevas Generaciones. Más de uno entiende que ha sido una apuesta que, de momento, ha salido mal, pero han dado con la herramienta perfecta para que las NNGG puedan ser útiles a la causa de Casado sin exponer demasiado a Fanjul, no vaya a ser que cometa el fallo de la última vez. Por lo pronto, se trata de exponer a todos aquellos que gocen del estilo “aguirrista”, empezando por Noelia, que también conoce muy de cerca eso que ha llevado a Ayuso a arrasar en las elecciones de la Comunidad de Madrid.

Por el momento, Beatriz ha hecho alguna que otra tímida aparición pública en la que se ve claramente como desde el PP le han dejado claro que tiene que bajar el tono si quiere mantenerse como un activo político. Durante su discurso en San Sebastián, donde inauguraba a principios de julio la Escuela Miguel Ángel Blanco el 9, 10 y 11 de este mes, Fanjul ha exhibido un estilo mucho más sobrio y sin ánimo de meter en problemas a nadie. Sin embargo, Noelia tiene un programa en la capital en el que hace más ruido desde Fuenlabrada que Beatriz con el community manager de NNGG a su servicio.

Sobre la cuestión de estilos, quizá queda más claro cuando se analiza la portada de Twitter de una y la de la otra. Fanjul presume de una foto con Pablo Casado en las puertas del Parlamento. Núñez presume de otra en la que ella no aparece, pero sí su presidenta Isabel Díaz Ayuso y la expresidenta Esperanza Aguirre. Dos iconos liberales a seguir que ahora marcan el camino al PP.

Lo más curioso de esta situación es que en Génova no se sienten especialmente cómodos replicando el estilo de Ayuso porque en el fondo es reconocer que quien marca el camino en el PP es la presidenta autonómica y no el presidente del partido. Y menos si las NNGG copian y asumen su discurso, algo que está pasando desde hace tiempo. Todo entienden que este estilo es una herencia o una mezcla del de José María Aznar y del de Esperanza Aguirre, pero lo cierto es que la presidenta autonómica se ha convertido en un icono pop por su cuenta con tan solo una palabra: “libertad”. En cualquier caso, Casado se ha subido a esta ola muy a su pesar y nadie entra en si hay que cortar las alas de este neoliberalismo que ganó las elecciones de la Comunidad o no. Mientras las encuestas den al PP como ganador de las elecciones, nadie cuestionará que se dé más voz al liberalismo popular. Incluso si esto supone castigar (mucho más) a la flamante presidenta de NNGG. Y si una se hunde, la otra sube.

Noelia Núñez da guerra desde los periódicos, donde escribe tribunas, desde las redes sociales y desde sus discursos. Ella acostumbra a estar al pie del cañón y aún no se le ha subido el éxito político a la cabeza, como sí pasó a juicio de muchos dirigentes del PP con Bea Fanjul. Noelia se faja sobretodo en temas locales y se vuelca con el municipio al que pertenece: Fuenlabrada. Pero el caso es que en Génova su nombre circula por cualquier esquina si se saca el tema sobre las nuevas caras que podrían dar alegrías al PP. Mesas informativas, mítines locales y sobretodo cercanía con los suyos con pocas pretensiones. Si a esto le añadimos que Ayuso no tiene en especial estima a Fanjul, el cocktail está preparado para estallarle en la cara a la presidenta de NNGG.