sábado, 31 julio 2021 21:45

FAES aconseja a Casado no moverse para atraer a la “izquierda templada”

La fundación FAES ha aconsejado al líder del PP, Pablo Casado, no moverse para atraer a la “izquierda templada” pese a las presiones que pueda recibir para que lo haga con el objetivo de ocupar ese espacio electoral ante los pasos que está dando el Ejecutivo de Pedro Sánchez, dirigidos a “la impugnación de los grandes acuerdos de 1978”. A su entender, es esa izquierda “la que debe moverse” hacia el Partido Popular, que debe “mostrarse acogedor” y permanecer “firme en su adscripción constitucionalista y europea”.

“La orfandad electoral de una izquierda templada presionará al PP para que se mueva hasta ocupar un espacio electoral hacia el que no debe escorar su centro de gravedad. Probablemente, para esa izquierda siempre resultarán insuficientes la moderación y el centrismo del PP, que no deja de ser un partido de centroderecha beligerante contra el peor Gobierno de la democracia”, asegura FAES, que aventura que “algo parecido puede ocurrir por la derecha”.

En una nota editorial, la fundación presidida por José María Aznar asegura que en “ese proceso de apertura, acogida y ensanchamiento sin desplazamiento está la clave no solo de la necesaria victoria electoral del PP, sino de la restauración del equilibrio que el socialismo pretende alterar irresponsablemente”.

LA SEGUNDA PARTE DEL PLAN QUE EL SOCIALISMO TIENE DESDE HACE 20 AÑOS

FAES destaca que desde que José Luis Rodríguez Zapatero asumió la dirección del socialismo español, el PSOE ha seguido “un rumbo constante orientado hacia la impugnación de los grandes acuerdos de 1978”. A su entender, se trata de romper el ‘mito de la Transición’ para “avanzar por donde él impide avanzar”.

Ante los pasos que está dando el presidente del Gobierno, la fundación de Aznar considera que no se está “ante una excéntrica decisión personal de Pedro Sánchez” sino “ante la ejecución canónica de la segunda parte del único plan que el socialismo tiene desde hace dos décadas”.

Según añade, este plan socialista comete “un error de bulto irremontable: ignorar que la pertenencia de España a la Unión Europea se basa en la acreditación de nuestro país como una democracia intachable, y que eso se hizo en fecha tan temprana como 1977″.

Por eso, subraya que esas vías “alternativas” para el cambio constitucional “ya están chocando con el rechazo de la Unión, que vigila la pulcritud” del Estado de Derecho y que ha puesto el foco y “ha hecho sonar las alarmas en relación con varios intentos de fraude institucional grave de Sánchez”.

“El drama sanchista no es ningún palo del PP en ninguna rueda de la democracia, es la radical incompatibilidad de su agenda política antidemocrática, y por tanto antieuropea, con su obligada agenda económica e institucional democrática europea”, advierte FAES.

PIDE AL PP PERMANECER “FIRME”

Frente a la actuación de Sánchez, la fundación de Aznar recalca que “lo razonable es que el PP permanezca firme en su adscripción constitucionalista y europea, y que contemple incluso la forma de otorgar a esa doble adscripción un carácter no meramente reactivo sino propositivo y transformador”.

“La única ventaja potencial que Sánchez tiene sobre el PP es que parezca que tiene un proyecto para España frente a un PP situado en el no. Y puesto que eso es falso, es bueno que lo parezca. Para el socialismo, tener un plan para Cataluña es tener un plan para ceder ante los nacionalistas. Pero eso es exactamente no tener un plan para Cataluña”, afirma FAES.

En este punto, señala que el PP “no debe dejar de ser el PP en ninguna de las direcciones en las que se le anima a dejar de serlo”, ya que “ocupa una posición equilibrada y esencial para la sociedad española, la única desde la que es posible abordar los retos que tiene planteados”.