jueves, 5 agosto 2021 20:06

El alcalde de Valencia apoya toque de queda porque “no hay otra solución”

El alcalde de València, Joan Ribó, ha afirmado este martes que “es posible” que la restricción de movilidad nocturna afecte al turismo de la ciudad, pero considera que “no hay otra solución que aplicarlo” y ha señalado que “es indudable” que la alta incidencia de coronavirus y la inseguridad son “lo que afecta seriamente” a la actividad del sector.

El primer edil se ha pronunciado en estos términos en una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, preguntado por las nuevas restricciones que afectan a la ciudad, entre las que destaca la restricción de la movilidad de 1.00 a 6.00 horas.

Sobre si respalda este toque de queda, Ribó ha afirmado que “por supuesto” y ha señalado que “desde el primer momento” le transmitió a la consellera de Sanidad Universal, Ana Barceló, su “apoyo total” a la medida, porque “puede ayudar y debe ayudar mucho”.

El alcalde ha explicado que, de acuerdo con la información “provisional” de la que dispone, la primera noche de toque de queda no ha habido “ningún incidente grave” y espera que el comportamiento de la población siga así.

“La gente es consciente de que estamos en una situación muy complicada, el índice de afectación está en 700, está aumentando de forma seria las entradas a hospital y UCI, por supuesto no solo de mayores, también de personas jóvenes”, ha detallado, antes de realizar una “llamada seria a todo el mundo” para “respetar las normas de forma estricta”, porque es la “única solución para poder prevenir la grave situación en la que nos encontramos”.

En esta línea, interpelado sobre los posibles perjuicios que pueda tener el toque de queda sobre el turismo de la ciudad, Ribó ha admitido que “es posible” que afecte a la actividad del sector, “pero lo que es indudable es que, evidentemente lo que va a afectar es la incidencia de casos que estamos teniendo”.

“La no seguridad en el tema de la pandemia es lo que afecta seriamente al turismo”, ha remarcado, antes de añadir que “el toque de queda es una consecuencia de eso” y “puede afectar”, pero “no hay otra solución que aplicarlo”, o “de lo contrario nos íbamos a encontrar con restricciones mucho más duras por una cuestión sencillamente de sanidad y prevención”.

Sobre cómo se puede explicar que la ciudad haya alcanzado los niveles de incidencia actuales, Ribó cree que “la única explicación es el aumento de relaciones”, que han ido aumentando de una forma exponencial”, y ha lamentado que “se ha juntado” el final de estado de alarma con “el final de curso, de exámenes, con una serie de eventos importantes, sobre todo en el sector universitario y estudiantil”.

“Yo creo que es el elemento más significativo. La suerte es que tenemos un nivel de vacunación en personas mayores importante, que espero que pueda rápidamente extenderse a las personas de menor edad”, ha agregado.

FALLAS

Por último, sobre las Fallas, el alcalde de València ha señalado que “se puede celebrar” la fiesta y que no tiene dudas, porque es “imprescindible quemar” los monumentos.

“Si no realizamos la quema de Fallas en septiembre, nos vamos a encontrar con muchos problemas para el año que viene, porque eso tiene incidencia a todos los niveles, desde artistas hasta comisiones falleras. Para realizar fallas posteriormente, es imprescindible quemar las fallas que tenemos almacenadas actualmente en Feria València”, ha sostenido.

En ese sentido, ha reiterado el planteamiento que trasladó a la Conselleria de Sanidad de confeccionar un protocolo por niveles de riesgo, que condicione y concrete los actos que se pueden llevar a cabo en función de los distintos escenarios sanitarios que haya en ese momento.

Sobre el plazo para tomar una decisión al respecto, ha indicado que no se ha concretado, pero ha confirmado que “lo que sí” hay establecido es que se van a “delimitar unos niveles de actos que puedan realizarse en función del nivel de incidencia”, con “flexibilidad” porque “no es lo mismo realizar un acto con unos niveles bajos como hemos tenido normalmente en València que realizarlo en unos niveles como los que estamos teniendo ahora, muy elevados. Además, se ha mostrado “convencido” de que la situación en septiembre será “mucho mejor” que la actual.