sábado, 24 julio 2021 12:22

El 48,7% de los conductores fallecidos en 2020 dio positivo en alcohol o drogas, un 95% hombres

El 48,7% de los conductores fallecidos en España dio positivo en alcohol, drogas o psicofármacos, y la gran mayoría (el 95%) era hombre, según la Memoria de 2020 del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de España, basada en autopsias.

Para el análisis, se ha escogido una muestra de 597 conductores y 136 peatones fallecidos en accidentes de tráfico durante el año 2020, un ejercicio marcado por las restricciones a la movilidad para frenar el avance de la pandemia de la Covid-19. Además de los datos globales, incluye los datos parciales de las dos comunidades autónomas con mayor incidencia de casos, Andalucía y Cataluña.

El informe ha sido presentado este martes por el director del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, Antonio Alonso, que ha estado acompañado de la directora general para el Servicio público de Justicia, Concha López-Yuste; el director general de Tráfico, Pere Navarro; y el fiscal de Sala coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas.

Según la Memoria, de 597 conductores fallecidos en accidentes de tráfico y sometidos a autopsia y a un análisis toxicológico, 291 conductores, es decir (48,7%) arrojaron resultados toxicológicos positivos a alcohol, drogas de abuso y/o psicofármacos, aisladamente o en combinación. Por tipo de sustancia, el 31,2% fueron positivos a alcohol, el 20,1% positivos a drogas y el 13,4% positivos a psicofármacos.

Los conductores fallecidos en 2020 con resultados toxicológicos positivos fueron hombres en el 94,8% de los casos, frente al 5,2% que correspondió a mujeres. Además, el 88,3% de los conductores conducía un turismo (49,1%) y un 39,2% una motocicleta o ciclomotor (39,2%).

Respecto a la edad de los fallecidos, la investigación revela que el 68,4% de los conductores con resultados toxicológicos positivos tenía entre 25 a 54 años. Además, el 57,8% de los conductores fallecidos se produjo en días laborables, independientemente de la franja de edad.

Dentro del grupo de los conductores fallecidos con resultados toxicológicos positivos (291), el 63,9% (186) fueron positivos a alcohol (concentración de alcohol en sangre igual o superior a 0,30 gramos por litro, para conductores noveles/profesionales, o a 0,5 gramos por litro para el resto), el 41,2% (120) fueron positivos a drogas y el 27,5% (80) a psicofármacos.

Destaca que el 78,5% de los conductores fallecidos con resultados positivos a alcohol arrojó una tasa de alcoholemia muy alta, que fue igual o superior a 1,2 gramos por litro, lo que correlaciona con grados de intoxicación muy severa. El 58,3% de los conductores con una tasa de alcoholemia igual o superior a 1,20 gramos por litro, se encuentra en las franjas de edad entre 25 y 54 años.

Respecto a las drogas, independientemente de si hubo consumos asociados de drogas de abuso, alcohol y/o psicofármacos, por sí sola la droga más consumida, según el análisis, fue la cocaína (60,8%) seguida del cannabis (53,3%). Por otro lado, los psicofármacos más consumidos por los conductores fallecidos fueron las benzodiacepinas (62,5%), seguidas de los antidepresivos (40%) y los opioides (26,2%).

Los consumos asociados de alcohol y drogas de abuso (52) de mayor prevalencia fueron, en primer lugar, el consumo asociado de alcohol y cocaína (51,9%), seguido del consumo asociado de alcohol y cannabis (23,1%) y del de alcohol, cocaína y cannabis (15,4%).

SUBEN UN 6,2% EN UNA DÉCADA LOS CONDUCTORES QUE HAN CONSUMIDO SUSTANCIAS

El estudio comparativo de los últimos diez años del número de conductores con resultados toxicológicos positivos muestra un incremento en el año 2020 del 6,2% con respecto al año 2010. En concreto, en el caso del consumo de alcohol, en el año 2020 se observa un crecimiento del 3,1% en el consumo de alcohol por los conductores fallecidos en accidente de tráfico con respecto al año 2019.

En el caso de las drogas se aprecia un incremento del 7,6% en comparación con el año 2010 y que se mantiene en los mismos porcentajes (20,1%) que en el año 2019; mientras que en los psicofármacos se observa un ligero aumento (1%) con respecto al año 2019.

Asimismo, el informe revela que desde 2016 se observa una marcada tendencia al alza en el consumo de cannabis y cocaína entre los conductores fallecidos en accidente de tráfico: Un incremento en ese periodo (2016-2020) del 5,7% en el caso de la cocaína y de un 3,9% en el caso del cannabis, cuyo consumo disminuye durante 2020 con respecto a 2019 solo un 0,6%.

La Memoria de 2020 también muestra que de 136 peatones fallecidos por atropello en accidentes de tráfico y sometidos a autopsia, 56 (41,2%) dieron positivo a alcohol, drogas de abuso y psicofármacos, aisladamente o en combinación. El 76,8% eran hombres y el 23,2% mujeres, y, por rango de edad, la mayor prevalencia se dio en peatones de 65 años en adelante (28,5%).

La mayor prevalencia de peatones con resultados positivos correspondió a alcohol (53,6%), seguido de psicofármacos (48,2%) y seguido de drogas de abuso (25,0%). Los peatones fallecidos con resultados positivos a alcohol arrojaron mayoritariamente una tasa de alcoholemia muy alta, que fue igual o superior a 1,2 gramos por litro, lo que correlaciona con grados de intoxicación muy severa.

La distribución porcentual dentro del grupo de los peatones fallecidos con resultados positivos a psicofármacos (27), de acuerdo con el tipo de sustancia detectada fue la siguiente: el 51,8% fueron positivos a benzodiacepinas, el 40,7% fueron positivos a antidepresivos, 18,5% fueron positivos a antiepilépticos y el 14,8% a opioides.

“DATOS ABSOLUTAMENTE REALES”

Tras la presentación de los resultados, el director general de Tráfico, Pere Navarro, ha puesto de relieve la importancia de esta investigación en plena operación verano. “Es una llamada de atención”, ha declarado, al tiempo que ha añadido que son “datos absolutamente reales”.

El responsable de la DGT ha llamado la atención sobre el problema del consumo de alcohol. “48.000 condenas penales en 2019 por conducir con altas tasas de alcoholemia. Estoy hablando de delito, de Código Penal”, ha manifestado, para añadir que este dato “da una idea de la magnitud del problema” que existe. Así, ha destacado que se ha hecho “todo” en materia de concienciación en este sentido.

“Ya sé que después de un invierno largo, confinados y cargado de prohibiciones uno tiene ganas de salir, vivir, disfrutar y divertirse, pero, como dice la campaña que estamos haciendo, nos ha costado mucho, mucho, mucho, llegar hasta aquí. No lo estropeemos ahora con cualquier imprudencia en la carretera”, ha pedido Pere Navarro.

También se ha pronunciado al respecto el fiscal, que ha destacado que “todos los años” aparece el problema del alcohol y ha resaltado que “no se trata de la pandemia” y que la investigación pone de manifiesto “la trayectoria creciente de estos años, que sigue en progresión”. No obstante, ha puesto en valor que la “gran mayoría” de los conductores han respetado las normas, frente a una minoría que provoca “esa tragedia de cifras”.