martes, 3 agosto 2021 23:40

El Govern prevé toque de queda en 158 municipios de 1 a 6 de la madrugada

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha anunciado este miércoles que el Govern ha aprobado decretar de nuevo un toque de queda nocturno de 1 a 6 horas de la madrugada en 158 municipios de más de 5.000 habitantes y con una incidencia acumulada de la pandemia igual o superior a los 400 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes.

Lo ha anunciado durante una declaración institucional en la Generalitat tras la reunión extraordinaria de la comisión delegada del Govern sobre la pandemia, en la que han participado el vicepresidente, Jordi Puigneró; los consellers de la Presidencia, Laura Vilagrà; de Interior, Joan Ignasi Elena, y de Salud, Josep Maria Argimon, además de la portavoz del Ejecutivo, Patrícia Plaja.

Aragonès ha asegurado que la voluntad del Govern es que este confinamiento nocturno se ponga en marcha este fin de semana y tenga una duración inicial de siete días, que se podrían prorrogar en caso de que sea necesario por la evolución de la pandemia.

Una vez aprobada por la Generalitat, esta medida deberá ser autorizada por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), y el presidente catalán ha dicho que ya han iniciado los trámites necesarios para que obtener el aval del tribunal.

El presidente ha alertado de que la situación sanitaria en Catalunya es “muy delicada” y por eso ve necesario aplicar este toque de queda nocturno para evitar las actividades sociales que, a juicio del Govern, cuentan con más evidencias de que facilitan la propagación de la pandemia.

“DECISIÓN DIFÍCIL PERO IMPRESCINDIBLE”

Aragonès ha reconocido que es una medida difícil y severa porque limita un derecho fundamental como la libre movilidad, pero ha asegurado que es necesaria para frenar la tensión que el aumento de casos de Covid-19 está generando sobre el sistema sanitario: “Tomamos una decisión difícil pero imprescindible”.

Ha añadido que el Govern ha optado por el confinamiento nocturno por responsabilidad, ha argumentado que se trata de una decisión meditada, razonada y con criterios objetivos, y ha advertido de que la toman para evitar que en el “futuro se tengan que tomar restricciones mayores que puedan tener un impacto más grande a nivel social, emocional y económico”.

Ha insistido en que el toque de queda es complementario a las medidas anunciadas el lunes, que este mismo miércoles ha avalado el TSJC, y ha augurado que las próximas semanas serán claves para frenar esta nueva ola de coronavirus.

Además, ha hablado con alcaldes catalanes para compartir la preocupación sobre la evolución de la crisis sanitaria y la necesidad de aplicar estas medidas para proteger a la población, especialmente la de los segmentos de edad más vulnerables porque todavía no están del todo vacunados.

Aragonès ha garantizado que el Govern trabajará conjuntamente con los municipios afectados para afrontar esta situación: “La situación es difícil pero estamos a su lado y a su disposición para acompañarlos en el cumplimiento de la medida”.

158 MUNICIPIOS

El toque de queda nocturno se aplicará en los municipios más afectados por la pandemia: los que tienen más de 5.000 habitantes y una incidencia acumulada igual o superior a los 400 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes.

Además, suman 13 municipios que, pese a no tener estos indicadores, están rodeados de los que sí los tienen, para “evitar que haya prácticas que haga que estos municipios estén afectados en un futuro”.

Así, se verán afectados ciudades como Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat, Terrassa, Badalona, Sabadell (Barcelona) –que son las de mayor población de la provincia–, Tarragona y Girona, entre otras, mientras que Lleida ha quedado fuera del listado de localidades en las que se aplicará el toque de queda.

SANCIONES DE 300 A 6.000 EUROS

Igual que con el toque de queda anterior, el cumplimiento del confinamiento nocturno se hará principalmente a partir de los dispositivos de los Mossos d’Esquadra y policías locales y las sanciones seguirán oscilando entre los 300 y los 6.000 euros.

Se permitirá la movilidad nocturna por una asistencia sanitaria de urgencia; volver del centro de trabajo; a los profesionales de servicios esenciales, sanitarios y sociales; la recogida y cuidado de menores de edad en caso de progenitores separados, divorciados o con residencia en lugares diferentes; y el cuidado de mascotas y animales de compañía, de manera individual de 4 a 6 horas.

Los municipios que dejen de estar dentro de los parámetros tendrán que esperar a que finalice la resolución para el levantamiento del toque de queda, mientras que aquellos municipios que cumplan los parámetros en los próximos días se les incluirá cuando se revisen las medidas.