sábado, 31 julio 2021 07:44

La alcaldesa de L’Hospitalet defiende el primer estado de alarma

La alcaldesa de L’Hospitalet (Barcelona) y presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, ha defendido este jueves el primer estado de alarma decretado por el Gobierno para hacer frente al Covid-19, después de que el Tribunal Constitucional (TC) lo haya declarado inconstitucional: “No sé si era legal, pero era necesario en todo caso, y fue útil”.

En una entrevista en Ràdio4 y La2, ha dicho que “mucha gente no entenderá nada”, después de estar confinada en ese momento creyendo que era imprescindible, y ha argumentado que eso sirvió para salvar vidas en un momento en el que no había mascarillas.

En L’Hospitalet –ha detallado– se impusieron 9.000 multas por parte de los Mossos d’Esquadra y la policía local en ese periodo de tiempo: eso equivale a entre dos y tres millones de euros que deberían devolver, según los primeros cálculos, lo que genera una gran “incertidumbre e inseguridad”.

Marín también ha lamentado que el fallo llegue más de un año después de que se decretara el estado de alarma, por lo que ha invitado a la justicia a hacer autocrítica y poner “un poco más de ritmo” en decisiones como esta, que considera que pueden poner en duda la legalidad de restricciones posteriores.

MEDIDAS EN CATALUÑA

Sobre el toque de queda planteado por el Govern en Cataluña –a la espera del aval judicial–, ha dicho que es una medida “dura pero que responde a una situación de rebrote” después de Sant Joan.

Preguntada por si el Govern va tarde, ha dicho que en la pandemia “nadie tiene la fórmula mágica”, ha rechazado culpar a nadie –en sus palabras– y ha dicho que todas las administraciones deben asumir su responsabilidad.

“La Generalitat tiene su responsabilidad en materia sanitaria y seguridad ciudadana. Los municipios debemos colaborar, como siempre hemos hecho en esta pandemia desde el minuto 0”, ha añadido.

También ha explicado que este jueves volverá a reunirse con la Conselleria de la Presidencia de la Generalitat para abordar las nuevas medidas y la situación del Covid-19 en los municipios.

DIÁLOGO Y GOBIERNO

Marín ha afirmado que no se esperaba que el ministro y primer secretario del PSC, Miquel Iceta, dejara la cartera de Política Territorial para incorporarse a Cultura y Deportes con la remodelación del Gobierno: “En su nueva responsabilidad lo hará muy bien. También es un sector que necesita políticos como Miquel Iceta”.

Por otro lado, ha pedido al Govern comprensión con el hecho de que los cambios en el Gobierno puedan conllevar demora en la reunión de la mesa de diálogo: “Si hablamos de mesas bilaterales, yo también estoy muy enfadada. La mesa bilateral L’Hospitalet-Generalitat se debería haber convocado hace mucho tiempo”.

Ha considerado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido valiente al abordar el diálogo con la Generalitat “y posiblemente ha puesto el interés general por encima del partidista” con la cuestión territorial, en lo que considera que el propio PSOE ha hecho un cambio que le ha llevado a entender mejor la realidad catalana.

Preguntada por si el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont debe poder volver a España sin ser detenido, ha dicho textualmente que la solución debe encontrarse hablando para ver cuál debe ser la “situación de estas personas que huyeron”.

CONSELL ESPORTIU

Sobre la causa del Consell Esportiu de L’Hospitalet por presuntas desviaciones de dinero, en la que está investigada, ha negado cualquier desviación de subvenciones y ha recordado que en abril declaró ante la jueza: “Me gustaría que todo fuera un poco más deprisa. Estoy a la espera del archivo de mi caso”.

Sobre si quiere presentarse a la reelección como alcaldesa en 2023, ha dicho que “en principio” lo hará si tiene la confianza de sus compañeros de partido, para continuar con los proyectos que su equipo ha puesto en marcha en la ciudad.