miércoles, 4 agosto 2021 08:29

El Supremo estudia si admite o no una querella de Vox contra Echenique

El Tribunal Supremo está pendiente de decidir si admite o no una querella de Vox contra el portavoz en el Congreso de Unidas Podemos, Pablo Echenique, por su supuesta incitación a la violencia mediante un mensaje en Twitter dirigido a quienes participaron en los primeros disturbios pidiendo la excarcelación del rapero ‘Pablo Hasél’. Por su parte, la Fiscalía ha acordado cesar en las diligencias que mantenía abiertas sobre los mismos hechos a raíz de una denuncia de sindicatos policiales.

En un decreto firmado por el fiscal del José Javier Huete, éste resume las diligencias realizadas hasta el momento, a raíz de las denuncias de la Confederación de Española de Policía (CEP) y el Sindicato Unificado de Policía (SUP), y acuerda el cese de las mismas tras tener conocimiento de la llegada de una querella al alto tribunal por la misma conducta de Echenique instada por Vox. La razón es que Fiscalía debe dejar de investigar un asunto cuando tiene conocimiento de que un órgano judicial ya ha abierto causa por unos mismos hechos.

Esta alusión del fiscal a la incoación de un procedimiento contra Echenique es errónea, según fuentes del alto tribunal consultadas, que aseguran que sobre la citada querella aún no se ha decidido si se admitirá o no a trámite.

Se da la circunstancia, según indica el propio fiscal en su decreto, de que Vox ya presentó acciones penales contra Echenique por los mismos ‘tuits’ tanto en los juzgados ordinarios de Madrid (el número 47) como ante el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama, y todas ellas fueron inadmitidas antes de que acudiera al Supremo, órgano competente para investigar al diputado dada su condición de aforado.

Además de estos sindicatos otras dos organizaciones policiales –JUPOL y ASP– han presentado denuncias similares, a las que se unieron más tarde el sindicato Manos Limpias y el partido político Por Todos.

Fuentes del Ministerio Público ya precisaron en su momento que la incoación de diligencias no presupone ninguna decisión sustancial sobre este asunto, y que aún no podía hablarse de investigación formal.

ACUSACIONES DE VIOLENCIA

El CEP señalaba en su denuncia que el ‘tuit’ de Echenique se publicó a las 21.18 horas, cuando “ya era de dominio público la situación de violencia que estaban provocando los asistentes a la concentración no comunicada” en la Puerta del Sol y en las calles aledañas en el centro de Madrid.

El pasado 17 de febrero, Echenique respaldó los actos de protesta en las calles de diferentes ciudades españolas tras la encarcelación del rapero Pablo Hasél, reclamando una investigación tras la “violenta mutilación del ojo” de una joven en los incidentes de Barcelona.

El sindicato de la Policía Nacional reprocha al portavoz de Unidas Podemos que mostrara “todo su apoyo a los jóvenes antifascistas”, por lo que considera que pudo incurrir en un delito por incitar a la violencia, según los artículo 557 y 559 del Código Penal.

La denuncia también recoge que, cuando publicó su ‘tuit’, ya se había dejado constancia del lanzamiento de objetos a los policías y la quema de mobiliario urbano en diferentes ciudades, citando entre ellas Vigo, Tarragona, Barcelona, Gerona, Lérida y Granada.

En su querella, Vox también acusa a Echenique de incitar a cometer delitos relacionados con los desórdenes públicos artículo 559 del Código Pena e incluso de la modalidad agravada contemplada en el artículo 579 CP.

Por su parte, el sindicato Manos Limpias también formuló una denuncia ante el Ministerio Público contra Echenique por presuntos delitos de provocación y apología a la violencia al entender que “a través de su Twitter apoyó, alentó e incitó esos comportamientos delictivos de guerrilla urbana” y que “en entrevistas a medios de comunicación manifestó públicamente apoyo y aliento”.