sábado, 25 septiembre 2021 12:02

Las cubiertas adaptables COVERTTO protegen las piscinas todo el año

Para mantener en las piscinas particulares, o de un negocio de hostelería, un agua azul, cristalina, limpia y segura durante todo el año, es necesario protegerlas de las condiciones climáticas. De esta manera, es posible minimizar el esfuerzo en limpieza y mantenimiento de la estructura.

Esta es una tarea que los profesionales de la empresa COVERTTO realizan a la perfección, fabricando las mejores cubiertas para piscinas con diseño italiano, manufactura española, técnicas de última tecnología y materiales de máxima durabilidad.

COVERTTO cuenta con un personal altamente calificado, con más de 15 años de experiencia en la construcción e instalación de estos protectores, ya sea en tamaño estándar o de manera personalizada, adaptándose a las medidas y condiciones de la piscina de cada cliente. En la página web de la empresa, los interesados en resguardar este tipo de instalaciones pueden acceder a un completo catálogo en el que encontrarán la solución que más se adapte a sus necesidades.

Amplia gama de modelos

El hecho de ser fabricantes permite que la empresa disponga de una gran variedad de posibilidades a la hora de mantener las piscinas protegidas. Asimismo, el uso de vidrios y policarbonatos de máxima calidad, así como la capacidad técnica para desarrollar una perfilería propia de aluminio convierten a COVERTTO en el negocio líder en el sector.

El catálogo se divide entre cubiertas altas y bajas, con la característica común de un impecable acabado en todas sus partes. Las cubiertas altas, tanto en su versión fija como la de tipo telescópico, resaltan por sus atractivos diseños y el uso de materiales que requieren poco mantenimiento, como los vidrios laminados de seguridad.

Las cubiertas bajas, por otro lado, se caracterizan por su versatilidad al ofrecer la posibilidad de elegir entre modelos con diferentes radios de curvatura, que facilitan diferentes alturas, desde los 45 cm en la versión más baja, hasta superar los dos metros. Todas las cubiertas bajas son telescópicas, para que las piscinas puedan ser descubiertas sin mayor esfuerzo, como en el caso de la cubierta “Cartago” que garantiza una protección discreta y elegante, además de una muy buena resistencia al viento o a la carga de nieve.

Entre los modelos de mayor popularidad entre la clientela de COVERTTO también se encuentra el “Segóbriga”, una cubierta de altura intermedia que puede superar los dos metros, en función del ancho de la piscina. Sus módulos independientes se pueden abrir en ambos sentidos y su carril plano de 14 milímetros permite libertad de movimiento en los alrededores de la estructura. Además, este modelo se instala con una amplia puerta de acceso lateral, coincidente con las escaleras.

Versatilidad en materiales y más ventajas

El hecho de que las cubiertas estén fabricadas en aluminio permite climatizar los espacios y hacer más duradera las estructuras. Igualmente, los clientes pueden escoger el color de los perfiles, los paneles en vidrio o policarbonato, motorizaciones, puertas, ventanas y muchos más elementos tanto decorativos como funcionales.

Seguridad, ampliación de la temporada de baño, fácil mantenimiento y limpieza son algunas de las ventajas que se obtienen al adquirir las cubiertas de aluminio para piscinas COVERTTO, una inversión confiable para particulares y empresas de toda España.